Una firma local que desde hace 17 años lleva el cereal a los distintos puertos del país

Una firma local que desde hace 17 años lleva el cereal a los distintos puertos del país

Desde el año 2003, la firma TL Logística del Oeste viene trabajando codo a codo con las empresas agropecuarias del sector brindando el servicio de transporte de cereales a los puertos de Bahía Blanca, Rosario y Buenos Aires.

En diálogo con La Opinión, Eugenia García, quien junto a su esposo Mariano Rossi y Alexis Pérez, es titular de la firma, habló sobre los inicios en la actividad y de cómo impactó la situación de pandemia en la actualidad del sector del transporte.

Inicios

Según Eugenia García, una de las titulares de la empresa TL Logística del Oeste, los inicios de la firma se remontan al año 2003: “Surgió gracias a Cargill, porque el gerente de ese momento, Ignacio Núñez, lo contactó a mi marido que era empleado de otra firma agropecuaria, para que comience a brindar este servicio de logística. Y como él estaba en eso con la empresa Los Grobo aceptó y así comenzamos. Durante muchos años estuvimos abocados al 100 por ciento a lo que era el acopio de Cargill. Y después, como sucede en otras actividades, producto del trabajo cotidiano y los contactos que se van a haciendo por trabajar en el sector, se abrieron otras puertas. Y así empezamos a trabajar mucho con la firma Lartirigoyen”.

El servicio

Por otra parte, la entrevistada señaló que “nosotros nos dedicamos al transporte de cereales y por ahí también hacemos algún reparto de insumos pero más que nada por una cuestión del vínculo que tenemos con las empresas, como una gentileza con quienes trabajamos y no por una cuestión estrictamente comercial. Pero lo nuestro es 100 por ciento transporte de cereal”, afirmó.

En este sentido, señaló que “vamos a Bahía Blanca y Rosario, a algún viaje a General Deza con girasol y muy poco lo que es trigo a Buenos Aires”.

Y añadió que “nuestro trabajo va de la mano 100 por ciento con el campo y dependemos de las políticas que se van implementando para el sector rural”.

Asimismo, remarcó que “el tema del embolsado del cereal cambió mucho el trabajo del transporte. Porque antes de eso la cosecha salía del campo a la planta y de ahí se cargaba para el transporte. No había horario, ni día, ni feriado para la actividad. Pero con el bolsón es como que el trabajo se empezó a organizar más administrativamente, por decirlo de alguna manera. Ahora el productor ya no entrega el 100 por ciento de la mercadería y uno está atado a eso. Antes, por ejemplo, arrancaba en diciembre y para junio o julio ya casi se había hecho todo el trabajo. Y esos meses le servían para mantenerse a los transportistas durante todo el año. Actualmente, el trabajo no está concentrado en cierto periodo sino que está más repartido durante todo el año”.

Durante el año

Por otra parte, la entrevistada sostuvo que “dependiendo del año y la cosecha trabajamos con una determinada flota de camiones. Tuvimos cosechas de girasol en la que 150 camiones no alcanzaron y, el año pasado, con 100 camiones pudimos trabajar bien. Trabajamos con algunos transportistas locales y muchos camiones de otras ciudades. Pero, en promedio, estamos trabajando con entre 100 y 150 camiones”.

Respecto a la situación económica actual, García indicó que la pandemia de Covid-19 tuvo su impacto: “Trabajamos un poco menos este año porque había que tomar algunas medidas para cuidarnos entre todos. En la parte administrativa nos dividimos los días y trabajamos a la distancia con ciertas plataformas virtuales. Y después los puertos tienen ciertos protocolos que hay que cumplir. Pero los choferes se cuidaron muy bien, respetaron todas las medidas sanitarias y, gracias a dios, no tuvimos ningún chofer de los que trabaja con nosotros contagiado”.

Y agregó que “hubo algunas complicaciones con las cuarentenas que tenían que cumplir los choferes y después hubo distintos lugares a los que no podían ir como es el caso de San Luis que no te dejaban entrar. Pero, más allá de eso, no hubo demasiadas complicaciones. Nos fuimos adaptando a todos los permisos para trabajar que se fueron implementando para hacer las cosas bien y no tener ningún problema”.

Ruta 33

La entrevistada también se refirió al estado de las rutas, principalmente de la Ruta 33, una de las más transitadas por los camiones de la empresa ya que es la que comunica Trenque Lauquen con Bahía Blanca: “Los choferes se quejan mucho del mal estado en el que se encuentra porque hoy una cubierta de un camión sale muchísimo dinero y circular por esa ruta sin lugar a dudas pone en riesgo su herramienta de trabajo. Y, además, está el tema de la seguridad porque esa ruta tiene poca banquina, entonces se corre el riesgo de un accidente. Y, para el lado de Buenos Aires, está el tema de la inseguridad, sobre todo en lo que es la zona Cañuelas”.

Retenciones

Además, García habló de la posible baja de retenciones que se concretaría en los próximos días según lo dispuesto por el gobierno nacional. En este sentido, expresó: “Nosotros estamos a la espera del anuncio y concreción de la baja de retenciones porque, posiblemente, eso vaya a incentivar a que el productor entregue el cereal que tiene en los campos y eso vendría bien a nuestra actividad porque todo es una cadena y también nos beneficiamos nosotros”.

Por último, indicó que “nosotros nos manejamos con los mismos clientes de siempre y la idea es cumplir en el momento en el que el cliente lo necesita. Uno hace un vínculo laboral a lo largo de todos estos años trabajados. Nosotros somos muy agradecidos y responsables con quienes confían en nosotros”.