Una firma familiar que es parte del patrimonio local

Una firma familiar que es parte del patrimonio local

La firma local Los Vascos SRL celebró ayer sus 75 años funcionando como tal desde su instalación en los históricos locales comerciales de Villegas del 409 al 427, con diversos espacios especializados en distintas ramas del rubro de la vestimenta y otros elementos, a partir de los que se consolidó el actual comercio en calle Villegas 169, todo un clásico de la ciudad, hoy a cargo de la familia Urbaneja.

Según la “Enciclopedia Industrial, Comercial y Agropecuaria”, una publicación de hace unos 40 años de JD Producciones, los orígenes de este comercio se remontan a octubre de 1920, bajo la razón social “Lecocq y Rodríguez”, abrazando desde un primer momento el rubro tienda, en otro local sobre calle Villegas, al 188, aunque al poco tiempo, a raíz del fallecimiento del Sr. Lecocq, quedó como único titular de la firma Etelvino Rodríguez. Mientras que el 1º de septiembre la sociedad Los Vascos SRL comenzó a andar ya en los históricos locales de Villegas al 400.

En uno de esos pasos históricos quedaron a cargo los socios Fidel Zurita, Sebastián Valdéz, Roberto Pedretti, Natalio Molinaro y Francisco Aguirre. En tanto, César René Urbaneja, quien inició la historia de su familia en el negocio, del cual siguen a cargo hoy, llegó a la firma en enero de 1956 con 11 años, repartiendo paquetes y limpiando vidrios.

64 años

En diálogo con La Opinión, César contó que tras sus inicios pasó a trabajar en el sector zapatería y luego en artículos de hombre.

Es que se trataba de una empresa que tenía una serie de locales continuos en Villegas del 409 al 427, ofreciendo por un lado artículos para hombre, en un local lindero más grande tenía la tienda de telas y artículos para la mujer, y en un tercer espacio, la zapatería. Además, en la parte trasera había un depósito donde Don Ángelo Molinaro, padre de Natalio, ejercía su oficio de zapatero, haciendo incluso zapatos a medida. También allí vivía el “Vasco” Caballero, encargado de la limpieza de la tienda. Y como si fuera poco, se contaba con un grupo importante de costureras que trabajaban desde sus casas y fabricaban distintos tipos de prendas para la firma.

Ya en 1969 Urbaneja cuenta que Los Vascos sumó la representación de la Fábrica Argentina de Alpargatas, y a partir de contar con una importante oferta de productos se dio la oportunidad de ofrecerlos en una amplia región. Así comenzó a viajar en una furgoneta cubriendo desde Chivilcoy a las localidades pampeanas de Santa Rosa, E. Castex y General Pico, y desde Pigüé hasta Lincoln con la gran cantidad de ciudades que hay entre ellas.

Con el correr de los años se fue achicando la zona de cobertura y también vinieron otros tiempos, en los que César pasó a integrar la sociedad de la firma. Después, en 1992, se vendió el edificio y no todos siguieron con el negocio. Así hubo un traslado al local lindero al actual, y más tarde se llegó a la ubicación definitiva, hoy una marca registrada de la avenida Villegas.

La familia

Actualmente es la familia Urbaneja en pleno la que lleva las riendas de la tienda. César comparte la sociedad con su hijo Alejandro y además suman su aporte su esposa, Susana, su nuera, Gabriela, esposa de Alejandro, y sus nietas Catalina y Juliana, además de Martín, su otro hijo, reconocido actor de trayectoria nacional, quien está en Trenque Lauquen desde junio y además de continuar con su carrera profesional se ha sumado al negocio familiar.