Un vecino de Garré encotró un panel compacto de pilas entrerrado en su casa

Un vecino de Garré encotró un panel compacto de pilas entrerrado en su casa

Un panel compacto de pilas que se encontraba enterrado en el patio de una vivienda de la localidad de Garré desde hacía más de 60 años, fue hallado por el vecino Juan Carlos Natale, quien decidió acercarlo al Polo Ambiental para dejar constancia del tiempo que este tipo de material tarda en degradarse con el agravante de que puede resultar muy contaminante.

El vecino las encontró haciendo una excavación en su casa para colocar un poste para una antena (a un metro de profundidad) y aseguró que las mismas estaban en ese lugar desde hacía más de 60 años.

Durante la charla que mantuvo con la funcionaria, Natale recordó que por aquellos años muchos vecinos hacían los basureros y pozos detrás de la casa donde enterraban los residuos y dijo que en el lugar donde fueron encontradas las pilas había un sector parquizado. En aquellos años la casa era habitada por un profesional.

El vecino dijo que su intención al acercar las pilas al Polo Ambiental era dejar constancia del tiempo que este tipo de material puede estar enterrado sin degradarse y a la vez, concientizar sobre su uso y posterior descarte.

“El vecino, Juan Carlos Natale, nos llamó planteándonos que había hecho un descubrimiento en su casa debajo de una losa que él había hecho 40 años atrás, así que calculaba que eso que había encontrado había estado enterrado desde hacía más de 60 años en su propiedad”, comentó Ana Paula Motrel.

Al respecto explicó que “se trata de un conglomerado de material en el que se puede observar claramente que se habían enterrado pilas, por el tamaño deducimos que son esas pilas rojas grandes que se usaban para las radios antiguas”.

“Lo interesante de esto es que han permanecido intactas bajo tierra durante 60 años y que podemos apreciar el paso del tiempo y el deterioro; el intento de romper la naturaleza con ese material que había estado enterrado pero la imposibilidad de hacerlo porque en realidad se han desparramado los minerales pesados que esas pilas contenían, pareciendo a simple vista un pedazo de asfalto”, explicó.

En este sentido Motrel hizo un llamado de atención marcando que “la naturaleza no puede romperlo todo, esto es una cosa que ha estado ahí y que es altamente contaminante por los metales pesados que contienen y que aún hoy seguimos sin poder dar respuesta al problema de las pilas”.
“Durante muchos años, Trenque Lauquen, a través del Prolim ha sido el destino final de las pilas de todos los vecinos de la ciudad que sabiamente en el año 90 el Dr.`(Jorge) Barracchia había confinado en unos bloques de cemento y hoy 27 años más tarde la vida útil del cemento se agotó, se fueron quebrando por la erosión del agua y del viento porque están a la intemperie y hoy tenemos esos bloques rotos y la verdad es que seguimos sin dar una respuesta seria y definitiva al problema de las pilas”, remarcó.

Por todo esto Motrel pidió a los vecinos comprar pilas sólo si es necesario porque “a nivel país no hay una solución real y concreta al tema; hoy por hoy las pilas no se reciclan, hay algunos proyectos que han salido de la Universidad pero están en escala piloto, no tenemos un lugar en el país que reciba este tipo de material y por eso todos los municipios nos encontramos con la misma problemática”.

No obstante la funcionaria recordó que “las estamos acopiando en el Polo Ambiental y las recibimos en el Ecocanje, nosotros las disponemos en un lugar de manera que no sigan contaminando, pero no se reciclan” y por eso recalcó la importancia de reducir el uso de pilas “porque no tenemos un tratamiento de pilas que llegue a un destino final seguro”.