Turismo Nacional: «El auto no anduvo bien», expresó Sebastián Pérez, tras la primera qualy de la Clase 2

Turismo Nacional: «El auto no anduvo bien», expresó Sebastián Pérez, tras la primera qualy de la Clase 2

   Paso en falso para el bahiense Sebastián Pérez (Onix) en la primera jornada clasificatoria de la Clase 2 del Turismo Nacional en La Pedrera (Villa Mercedes, San Luis), sede este fin de semana de la segunda fecha de la temporada.

   El volante local, de complicado inicio de campeonato hace semanas en el Ezequiel Crisol de nuestra ciudad (abandonó en los primeros metros de la final), no logró sobresalir en la primera sesión cronometrada, dominada por Nicolás Posco (Kinetic).

   Seba, uno de los tres volantes regionales en esta ocasión (ver aparte), se ubicó 29° en la tanda, a más 2s y medio del tiempo del “Poleman” provisional; rendimiento muy por debajo de sus aspiraciones competitivas.

   “En el primer entrenamiento no pude ni girar, porque tuvimos problemas con el cárter y la presión de aceite. En el segundo pude dar unas vueltas pero lento, porque el auto no andaba bien. Y en clasifica, a pesar de unos cambios, el rendimiento no fue bueno”, resumió el bahiense.

   Por otra parte, el pigüense Fernando Gómez Fredes (March) se acomodó 18° en la primera clasifica, a 1s 865 del tiempo referencial.

   Ambos tendrán un segundo y decisivo turno clasificatorio mañana, de 10:50 a 11:40. Posteriormente, a las 15 y 15:30, respectivamente, se disputarán las series.

   Vale remarcar que, en dicha oportunidad, no será de la partida el bahiense Juan Pipkin (Corolla), quien está cumpliendo con la cuarentena preventiva por la pandemia coronavirus, ya que hace días atrás viajó hacia los Estados Unidos por razones laborales.

   “Por decisión propia, tristemente anuncio que no voy a estar presente en la carrera de Turismo Nacional. Me corresponde cumplir la cuarentena por el resguardo de la sociedad”, manifestó Pipkin en sus redes sociales.

   Por otra parte, los organizadores de la competencia y la Apat confirmaron la disputa del acontecimiento deportivo a puertas cerradas.