Se nos apaga la luz…

Se nos apaga la luz…
Duele no haberle podido ganar a uno de los peores Independiente de los últimos años, y duele la parva los goles que erramos y lo fácil que nos convierten. Aún así, el martes soñamos con el milagro en Brasil. En vos confiamos, Muñeco…