Reclamo por la AMIA y las Islas Malvinas y pedido de una vacuna como “bien público”

Reclamo por la AMIA y las Islas Malvinas y pedido de una vacuna como “bien público”

En su primer discurso en la ONU, el Presidente Alberto Fernández reclamó a Irán que “coopere” en el esclarecimiento del atentado a la AMIA y aseguró que “Argentina jamás dejó de reclamar” por la permanencia de las cédulas rojas, al tiempo que reiteró el reclamo del país por las Islas Malvinas y solicitó que la vacuna que se descubra como efectiva contra el coronavirus “tiene que ser un bien público global accesible a todas las naciones de una manera equitativa”.

De manera virtual, Fernández fue el décimo mandatario en exponer ante el pleno de la ONU, en una jornada de debates calientes, signada por los cruces entre los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y China, Xi Jinping, en torno al coronavirus.

Sobre la AMIA, Fernández le pidió al gobierno iraní que “coopere con las autoridades judiciales argentinas para avanzar en la investigación de dicho atentado”, y aseguró que esto lo hacía para “continuar la política iniciada en este ámbito en 2003”, con la presencia del fallecido expresidente Néstor Kirchner.

También se refirió a las alertas rojas de Interpol contra los acusados del atentado, uno de los puntos más polémicos de la denuncia que el fiscal Alberto Nisman había hecho contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Solicitamos a la comunidad internacional cumplimentar las solicitudes contenidas en las cédulas rojas de Interpol ante la eventual presencia de un imputado en sus territorios, algo que Argentina jamás dejó de reclamar”, dijo.

Como ya es una tradición entre los presidentes argentinos, Fernández también reclamó al Reino Unido por la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, y acusó al Gobierno británico de “agravar la controversia por los llamados a la explotación ilegal y unilateral de los recursos naturales renovables y no renovables en el área”, y la “injustificada y desmedida presencia militar en las Islas, que no hace más que traer tensión a una región caracterizada por ser una zona de paz y cooperación internacional”.

En otro punto de su discurso, Fernández se refirió a la renegociación de la deuda externa argentina, y aseguró que “las negociaciones con el FMI se encararán de la misma manera: de forma responsable, siendo respetuosos de los compromisos contraídos y evitando al mismo tiempo poner en riesgo las condiciones que permitan la reactivación económica y la construcción de un sendero de desarrollo inclusivo y sostenible”.

Vacunas “accesibles”

En cuanto a la pandemia del coronavirus, Fernández pidió que la vacuna sea “un bien público global accesible a todas las naciones de una manera equitativa”. “No es tiempo de globalizar la indiferencia sino de globalizar la solidaridad en múltiples dimensiones”, aseguró.

Además, el Presidente le pidió a sus pares “recrear un multilateralismo basado en nuestra solidaridad”. “Si estamos uniendo esfuerzos de médicos, investigadores, inversionistas y sistemas científicos de todo el planeta para descubrir una vacuna que prevenga el COVID-19, tenemos que ser capaces de soñar y construir una vacuna contra la injusticia social, la depredación ambiental y la discriminación en todas sus formas”, subrayó. (DIB)