Quino, el que nos pintó la cara

Quino, el que nos pintó la cara
Desde el humor y el amor, nos enseñó a cuestionar el mundo. Incluso, el mundo del fútbol. A los argentinos les atrae por la misma razón que no les atraen las cosas importantes, decía.