Brindan agua potable y cloacas a 470 familias de la zona norte

Locales 31 de mayo de 2018 Por
Inauguraron 100 baños. Benefician a Zapata, La Misión, San Roque y San José.Hay vecinos disconformes porque hay hambre en las casas y hace falta trabajo.
1527743917846

Agua y cloacas para 470 familias, 100 baños para erradicar letrinas y mejorar la calidad de vida de vecinos humildes de distintos barrios de la zona norte de Metán fueron algunas de la obras que funcionarios nacionales y locales inauguraron el lunes.

La iniciativa forma parte del plan Belgrano, en un proyecto denominado "urbanización integral del hábitat", de la Presidencia de la Nación, a través de un convenio con la Municipalidad de esta ciudad.

Fue una inauguración parcial, ya que se trata de un ambicioso proyecto que está en marcha y beneficia a vecino de los barrios Diógenes Zapata, La Misión Aborigen y sectores de San Roque y Villa San José.

El acto se desarrolló el lunes, en el corazón del barrio Zapata y fue encabezado por Marina Klemensiewics, secretaria de Infraestructura Urbana del Ministerio del Interior de la Nación, y por el intendente local, Fernando Romeri.

En la zona ya se han invertido $36 millones de los más de 61 previsto para el proyecto integral de mejoras en los humildes barrios de la zona norte metanense.

De los actos también participaron el diputado nacional Martín Grande, el senador de Metán, Roberto Gramaglia, la diputada Gladys Moisés, funcionarios municipales, concejales, medios de comunicación y vecinos, algunos de los cuales estuvieron en el corte de cintas.

Luego las autoridades y vecinos visitaron el Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO), que ya está construido en esa zona.

La obra está finalizada, solamente falta dotarla de mobiliario y equipamiento.

"Gracias Metán, gracias Fernando (Romeri) y a la comunidad de este barrio que tuve la enorme suerte de conocer y que era antes la parte trasera de Metán. Cuando lo conocí al intendente vino a Buenos Aires y me dijo que le gustaría poder generar la infraestructura para que todas estas familias vivan mejor. Había podido observar que muchas mujeres vivían en situaciones muy adversas y hoy, en muy poco tiempo, nos olvidamos de dónde partimos. En dos años este barrio ya tiene un montón de infraestructura que antes no tenía, y esto significa que todas estas familias van a poder empezar a progresar", dijo Klemensiewics.

Los trabajos forman parte del Plan Belgrano y se desarrollan en la zona del Diógenes Zapata. En total se invertirán, en diferentes etapas, $61.309.066.

En ese sector también se están pavimentando las calles y los trabajos ya presentan un avance del 45%, según informó el secretario de Obras Públicaslocal, Luciano Leavy.

"Las veredas ya se ejecutaron en un 70% y los desages pluviales en un 100%. También se hicieron trabajos de defensa y encauzamiento en el río Conchas para evitar inundaciones, ya se construyó la plataforma para una cancha de hockey y se va a iluminar todo el sector con luces led, entre otros trabajos", detalló el funcionario.

Hambre y falta de trabajo

Pero la realidad social de esos barrios de la zona norte de Metán es dura. Hay más de 200 niños que concurren a dos merenderos en el barrio Zapata y al lado de la parroquia San José, en la histórica villa.

"Por una parte, estas obras me parecen bien porque cambiaron la cara del barrio. El agua, las cloacas, los baños y el pavimento eran muy necesarios. Ya se lo ve de otra manera. Lo que no me parece bien es, por ejemplo, que pongan una cancha de hockey donde hay tantas necesidades. Y faltan los trabajos en la costanera, porque si hay una creciente el río nos va a llevar, porque los movimientos de suelo se han hacho mal", dijo el presidente del centro vecinal Marcos Luis Bermúdez.

El humilde vecino es un jornalero que realiza trabajos en el campo para mantener a sus cuatro hijos de 12, 7, 5 y 2 años. "Las obras están bien pero acá hay muchos desocupados, personas que no tienen trabajo.

Con esos millones porqué no hicieron una fábrica y solucionaban esta grave problemática, porque necesitamos trabajar para mantener a nuestras familias", agregó Bermúdez.

Por su parte, Fátima Navarrete, otra referente que desde hace cinco años impulsa un merendero que alimenta a niños de familias pobres, opinó: "En parte estoy agradecida por las obras. Pero hay merenderos porque hay hambre. En esta zona hay muchos obreros desocupados con familias y muchachos que en vez de andar en la droga o tomando podrían estar trabajando. Porqué no pensaron en una fábrica, o algún buen emprendimiento para crear trabajo", dijo.

FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar