Reparación Historia: ¿aceptar la propuesta de la Anses o realizar juicio al Estado?

Spacio al Saber 30 de abril de 2018 Por
Mientras el organismo nacional extendió hasta el 30 de junio el plazo para que los jubilados puedan adherir al programa, abogados especializados en derecho previsional aseguran que en el 90% de los casos conviene un reajuste por la vía judicial.
103641_20180429215938

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) extendió hasta el 30 de junio el plazo de adhesión al programa de Reparación Histórica para jubilados y pensionados. Quienes cobran el beneficio de manera automática (es decir, sin haber iniciado un juicio contra el Estado) también tendrán tiempo hasta mitad de año.

Sin embargo no es fácil tomar la decisión de aceptar o no el arreglo de la deuda que el Gobierno le propone a los jubilados. La denominada “Reparación histórica” es más compleja de lo que parece y cada caso puede resolverse de manera diferente.

La edad de las personas que estén a punto de realizar el trámite, la forma en la que lo realicen, la homologación, la posibilidad de un juicio son algunas de las variables que se analizan a la hora de tomar una decisión. La mayoría de los jubilados se hace la misma pregunta: ¿Es buena o no, la Reparación Histórica?

LA GACETA consultó sobre la aceptación o no de la Reparación Histórica a la directora de la Udai Norte de Anses, Laura Cartuccia, y a abogados especializados en derecho previsional sobre los pro y los contras de la propuesta del Gobierno.

28.400 los salteños ya aceptaron

Cartuccia dijo que no se sabe con precisión cuántos jubilados y pensionados están en condiciones de acceder a la Reparación Histórica en Salta, pero que durante la gestión anterior se estimó "unos 86.000".

Desde su promulgación, en junio de 2016, aproximadamente 28.400 salteños firmaron el acuerdo, apenas un tercio de los potenciales beneficiarios y no está prevista una moratoria.

Según datos de Anses, en Salta hay 175.651 jubilados y pensionados, muchos de los cuales, por ubicación geográfica o acceso a la tecnología y asesoramiento jurídico, no están informados sobre la ley o no pudieron completar los formularios y registrar su firma. Cartuccia asegura que el incremento al que acceden quienes se adhieren a la Reparación Histórica es de un 35% del monto que están recibiendo, y que ronda los $3900.

"El haber anterior medio era de $11.142 y el ajustado es de $15073", dice la funcionaria y asegura que para comenzar a cobrarlose debe aceptar la propuesta, firmarla y homologarla ante la justicia. El trámite dura entre dos y tres meses y su aceptación implica la renuncia a reclamarle al estado otras compensaciones.

Consultada sobre la denuncia de jubilados y pensionados que dicen haber comenzado a cobrar la reparación a pesar de no haber aceptado el convenio, Cartuccia asegura que no es posible que suceda y desconoce que existan casos de este tipo en Anses.

Para garantizar el acceso al asesoramiento legal necesario para cumplimentar el trámite, Anses le paga a los abogados un monto de entre $1000 y $1200 por cada reparación histórica suscripta, además del monto extra que el Colegio de Abogados impone y que consiste en el monto de dos diferencias de beneficio, es decir dos veces el monto implicado en el aumento del beneficio.

Sin embargo, desde Anses aseguran que el pago de honorarios de los abogados solo es para los profesionales incluidos en la lista de voluntarios inscriptos en la Defensoría del Pueblo, a cargo de Frida Fonseca.

El Anses, es decir el Estado, es quien paga los abogados a los que acuden a pedir asesoramiento los jubilados que están en derecho de hacerle juicio al propio Estado.

"A los privados no les pagamos, pero los abuelos pueden optar", dice Cartuccia y agrega que esos honorarios se abonan solamente cuando el jubilado acepta la reparación. Es decir, si el jubilado no firma, el abogado, aunque sea de la Defensoría del Pueblo, no cobra.

 tmb1_103641_20180429215944

 

Calculo realizado por abogados muestra una clara diferencia entre reparación y reajuste judicial

“En el 90% de los casos no es conveniente aceptar”

Por otra parte, Ignacio Borelli y Agustín Bonari, abogados especializados en derecho previsional dieron su punto de vista y se mostraron en contra de la Reparación Historica.

“Aceptar o no la Reparación Histórica no depende de un trámite sencillo sino lo que hay que hacer es un análisis a través de un programa computarizado por medio del cual y a través de un detalle de beneficio, nos da como resultado los montos que apercibirían si se aceptase la Reparación o si se iría por la vía judicial”, manifestó Borelli.

Del mismo modo, Bonari agregó que “en el 90% de los casos” no es conveniente la aceptación de la Reparación Histórica porque la diferencia de lo que ganaría haciendo juicio es bastante mayor. “En el juicio el retroactivo se cobra de una vez, de contado y es una suma considerable, que ronda los $300 mil”, añadió.

Los abogados explicaron además que hace tres años que las apelaciones se realizan en Salta y los expedientes no van más a Buenos Aires. “Hoy el proceso dura dos años y medio como mucho”, dijeron.

Los letrados no tuvieron reparos en cuestionar a la Defensoría del Pueblo que brinda asesoramiento gratuito a jubilados y pensionados y aseguran que son movidos a aceptar la Reparación Histórica.

“La Defensoría del Pueblo está haciendo aceptar la Reparación Histórica gratuitamente y no le están haciendo los cálculos correspondientes. Tengo entendido que hay un gran número de personas que aceptaron la Reparación por esta vía. La aceptación de la Reparación conlleva a la renuncia expresa de cualquier otro tipo de reclamo como un juicio: es por ello se homologa judicialmente y se presta acuerdo en el Anses”, indicaron.

“Hay personas que ya están cobrando la Reparación incluso antes de aceptarla, como para tentar a la gente y se los íntima a que cobren. Si las personas están cobrando y deciden hacer el juicio, el Anses deja de pagarle. Ya existe jurisprudencia porque es como un pago a cuenta, a la gente se le debe plata y no tienen por qué dejar de pagar”, añadieron.

Abogados vs. Defensoría del Pueblo

Desde la Defensoría del Pueblo de Salta, Frida Fonseca dice que en marzo pasado se realizó una convocatoria para conformar un padrón de abogados voluntarios para realizar patrocinios gratuitos sobre la Ley de Reparación Histórica. Se trata de 25 profesionales que fueron capacitados por la Defensoría y por Anses para realizar la firma de los convenios.

"Es un servicio gratiuto, no se les cobra honorarios ni gastos administrativos a los jubilados que no hayan iniciado trámites en la justicia y cuando no haya sido designado otro abogado", dice la funcionaria y agrega que la mayoría de los beneficiarios que van a consultar sobre la reparación ya tienen la decisión tomada de aceptar la propuesta.

A diferencia de lo que asegura Cartuccia, Fonseca apunta que hay muchos casos de beneficiarios que ya están cobrando la reparación y que solamente tienen que realizar la reconfirmación formal. "Hay gente a la que le viene una oferta, una opción directamente con el monto que Anses propone y ya se lo comienzan a pagar. Cuando les llega la notificación tienen que reconfirmar el convenio", dice. "El jubilado tiene toda la opción, es libre de aceptarlo o no".

Consultada sobre la conveniencia de la propuesta del Estado ante la posibilidad de cobrar un monto quizá muy superior a través de un juicio, Fonseca dice que su experiencia en el sector previsional le indica que la Reparación Histórica es la opción más viable. "Hay que hacer una evaluación de tiempo y monto. La judicialización en materia previsional suele tener de rehenes a los abuelos por 10 años, y las personas muchas veces mueren sin recibir nada", afirma. "Una persona de entre 60 y 80 años, con una expectativa limitada de vida, si inicia un proceso judicial, con el tiempo que lleva el sistema previsional, va a padecer durante años. Los vi a los abuelos por años detrás de las apelaciones, la verdad es que es patético el tema de la judicialización previsional", agrega. "Hay un desfasaje muy grande entre lo que debería estar cobrando y lo que le conviene en términos de tiempo. Pero es algo que toman los jubilados de manera totalmente libre. Ni el Anses, ni la Defensoría los condiciona para que elijan", asegura.

"En Salta el Colegio de Abogados presentó un recurso y habilitó al Colegio de Abogados a cobrar aparte de los honorarios de Anses dos diferencias previsionales en carácter de honorarios".

Por su parte, Pedro Burgos, presidente del Colegio de Abogados desconoció el cargo que hoy ocupa Fonseca: “de acuerdo a lo que ha señalado el Concejo Deliberante hace poco tiempo, nosotros entendemos que no hay un Defensor del Pueblo designado”.

Además dijo que desde el Colegio mantuvieron una reunión con la Defensoría del Pueblo y solicitaron que no se continúen con estos asesoramientos y que los mismos queden en manos de profesionales capacitados.

“Si bien nosotros mantuvimos una reunión con Frida Fonseca, lo hicimos en un marco para tratar de ver que era lo que se estaba proponiendo desde ese organismo público, pero le hicimos conocer que no estábamos de acuerdo con este asesoramiento que se brinda desde ese lugar, obviamente fundada en distintas razones. No sabemos en qué carácter intervendrían los abogados que realizan los ascesoramientos y si están capacitados para hacerlo”.

Burgos además dijo que existe un padrón de abogados que cuentan con el asesoramiento y la tecnología para poder realizar el cálculo indicado al jubilado.

En sintonía con los abogados Borelli y Bonari, Burgos aclaró que en muchos de los casos la diferencia entre aceptar la Reparación Historica y el Reajuste Judicial es significativa.

FUENTE LA GACETA SALTA

Te puede interesar