En todo el país; Los bingos tendrán que pagar un aumento en el Impuesto a las Ganancias

Nacionales 14 de abril de 2018 Por
La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal revocó una medida cautelar que frenaba la suba del 35 al 41,5%. Incluye a tres empresas de Daniel Angelici.
1365795027_644891_1365798770_noticia_normal

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal revocó una medida cautelar que beneficiaba a los bingos y estableció que estas salas de juego en todo el país deberán pagar un incremento en el Impuesto a las Ganancias.


Según el fallo reproducido por el portal del diario La Nación, los camaristas Rodolfo Facio y Carlos Grecco consideraron que los bingeros nucleados en la Unión Argentina de Empresarios de Entretenimientos (Uadee) no lograron demostrar que la carga adicional sea “confiscatoria” para la industria del juego en general.

La medida alcanza a tres empresas de Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors y amigo del presidente Mauricio Macri. Son Bingo Ramallo SA, World Games SA, que controla un bingo en Pergamino e intereses en Brasil, y Desarrollos Maipú SA, con un casino en Mendoza.

El año pasado, el juez Enrique Lavié Pico había hecho lugar a un planteo del grupo empresario que integra Angelici para que no se aplique una suba de 35% a 41,5% en Ganancias. Aquella modificación de la carga tributaria sobre el juego de azar se aplicó a través de un decreto firmado por Macri.


El magistrado dio por probado que existiría un "peligro en la demora" de no otorgarles la medida cautelar a los bingos, ya que podrían ir "al quebranto" si debieran pagar la alícuota del 41,5%. Y para eso se apoyó en los cálculos contables que aportaron los abogados del propio Angelici pero que no llegaron a cotejarse con peritajes oficiales.


Sin embargo, en diciembre último, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) objetó la resolución del juez Pico al destacar que se basó en cálculos contables "sin validez" y reclamó a la Justicia que revoque ese beneficio excepcional.

"Resulta de público conocimiento que la actividad concerniente a los juegos de azar es un negocio que maneja gran cantidad de dinero para beneficio de unos pocos en detrimento de muchos, especialmente de los más necesitados", destacó el organismo, conducido en ese entonces por Alberto Abad.


Los bingeros argumentaron que la suba del tributo era “confiscatoria” y causaría “un daño irreversible” que los llevaría a la quiebra. En cambio, los camaristas convalidaron el reclamo de la AFIP y anularon la cautelar al asegurar que la Uadee no logró demostrar "que las normas cuestionadas hayan establecido una carga tributaria que con relación a las entidades asociadas resulte confiscatoria".


De todos modos, aclararon que será decisión del juez Lavié Pico ordenar el peritaje contable que permita definir, en una sentencia de fondo, si el adicional de Ganancias para los bingos es o no constitucional. Mientras tanto, los bingos tendrán que tributar.

FUENTE DIARIO CLARIN

Te puede interesar