Indignación popular en Metán entre tarifazos y mal servicio

Locales 09 de abril de 2018 Por
Edesa tenía la orden para ejecutar otros 100 cortes. Vecinos humildes no pueden afrontar la suba. Comercios pequeños recibieron boletas de entre $11.000 y $30.000 y dicen que van a cerrar.
1523234626228
El agua que sale frecuentemente de los grifos en Metán. Agencia

Según pudo confirmar extraoficialmente  solamente la semana pasada la empresa Edesa le cortó la luz a 200 vecinos y comerciantes por falta de pago y la firma tenía la directiva de ejecutar otros 100 cortes en la ciudad de San José de Metán, cabecera del departamento del sur provincial.

Hay desesperación en muchas familias humildes, que aseguraron que no pueden afrontar el fuerte tarifazo. Muchos concurrieron con mucha angustia a las oficinas locales de la prestataria para tratar de pagar para que les reconecten el servicio, otros para conseguir una prórroga para evitar el corte y otros buscando una financiación para evitar estar a oscuras.

Angustia

La realidad es dura. Por eso algunos salieron llorando de la sede de la firma.

"Fui a la oficina de Edesa y cuando salía me partió el alma ver a un hombre muy humilde llorando desconsolado, apoyado en el árbol de afuera, porque le habían cortado la luz y aparentemente no tenía para pagar para que le hagan la reconexión", dijo un reconocido profesional de la localidad.

Edesa tiene alrededor de 11.000 clientes en San José de Metán y los cortes se produjeron porque deben más de una boleta.

Otro de los inconvenientes que se produjeron fue que durante Semana Santa muchos pagaron el servicio en comercios que tienen el sistema electrónico, pero debido a los feriados el pago no impactó en el sistema, por lo que se había ordenado cortar el servicio a esos supuestos deudores.

Hay que destacar que en la oficina de Edesa de Metán hay mucha predisposición de los responsables y empleados que fueron dando las soluciones a estas personas, que pudieron comprobar con los recibos que efectivamente habían cancelado.

Durante Semana Santa muchos pagaron el servicio en comercios que tienen el sistema electrónico, pero debido a los feriados el pago no impactó en el sistema, por lo que se había ordenado cortar el servicio a esos supuestos deudores.
Desesperación

Ivana Juárez tiene un comercio familiar de rubros generales en la zona del barrio Granadero Díaz. "En febrero nos vino alrededor de $20.000 de energía eléctrica. Fuimos a la empresa a reclamar y nos dijeron que teníamos un inconveniente y que teníamos que comprar un capacitor, que nos costó $4.000. En Marzo llegó $11.000 y este mes $16.000. De agua estamos pagando casi mil pesos", detalló la comerciante.

"Nosotros trabajamos de lunes a lunes y nos esforzamos muchísimo. Esto es una gran injusticia porque no podemos afrontar el pago de semejantes montos por la luz, que es muy necesaria porque tenemos que conservar lácteos y carne, entre otros productos y bebidas frescas en las heladeras. El servicio se nos hace indispensable, pero así no podemos seguir, porque vamos a trabajar para pagar la energía eléctrica. Además todo está mal, las ventas bajaron y obviamente eso repercute en las ganancias que ya son pocas y encima hay que afrontar impuestos y otras obligaciones", destacó.

Los negocios no dan más

Por otra parte, Mariela Campos, es una conocida comerciante de Metán que posee un negocio desde hace 15 años en la zona noroeste de la localidad. "La verdad que cada vez se nos hace más difícil afrontar el pago de los servicios. El mes pasado la boleta de la luz fue de $29.494,76. El problema me dijeron que fue un recargo por factor de potencia de $9.000. Este es un comercio chico, y así la verdad no se puede trabajar. En Edesa nos hicieron un plan de pago, por esa deuda, de $10.000 por mes", dijo Campos.

Pero en estos días le llegó la nueva boleta: $17.584,11 de energía eléctrica, $909,84 de agua y $183,54 de alumbrado público.

"Tenemos heladeras y las cosas necesarias para mantener los productos que vendemos y lamentablemente hemos vuelto al ventilador, porque si llego a prender el aire acondicionado me voy a fundir. Ya tengo el plan de pago de $10.000 y ahora tengo que abonar la nueva boleta, lo que verdaderamente se me hace imposible. Además de los empleados, impuestos y encima ahora viene una nueva suba del gas", indicó la comerciante.

"Esto es una pena, pero tengo que seguir luchando por mi familia y por los que trabajan conmigo día a día. Lamentablemente tenemos un presidente que parece que no está a favor de la gente humilde, seguramente porque nunca sufrió hambre y porque nació en cuna de oro. Parece no comprender esta situación porque los que menos tienen ya no dan más. Este es un país en el que hay pobres y ricos, porque la clase media desapareció", dijo Campos.

 FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar