En China: La autopista solar que podrá cargar autos eléctricos

TECNOLOGIA 27 de febrero de 2018 Por
Tendrá una extensión de 161 kilómetros y un piso de paneles solares que permitirán recargar la batería de los vehículos que transiten por ella. Estaría lista para 2022.
Bk1Eyb7_f_720x0__1
China tiene el mercado automotor más grande del mundo, y en un futuro planea prohibir la producción y venta de autos impulsados con combustibles fósil

China está trabajando en su primera autopista solar, que permitirá cargar de forma automática los vehículos eléctricos que circulen por los 161 kilómetros que unirán las ciudades de Hangzhou y Ningbo, en el este del país.

La autopista cuenta con tres capas: una de cemento permeable a la luz en la parte superior; paneles de silicio amorfo delgado en la parte media, y una capa de protección aislada a prueba de agua en la parte inferior. Esto, es su conjunto, funcionará como un "puerto de carga continuo". Además, con el objetivo de descongestionar el tránsito de otra ruta paralela, estará dotada con toda la tecnología para que puedan transitar por allí vehículos de conducción autónoma.

                                        B1Bh0gmuM_720x0__1

 La autopista no contará con cabinas de peaje, sino que funcionará con el formato de pago "Fast Pass" a través de un chip que se colocará en los vehículos. De esta manera, habrá un flujo libre, sin detenciones.

La autopista tiene un periodo de vida diseñado de 20 años. Cuenta con tres capas: una de cemento permeable a la luz en la parte superior; paneles de silicio amorfo delgado en la parte media, y una capa de protección aislada a prueba de agua en la parte inferior.


Pero no todo es color rosa cuando se trata de desarrollos en la vía pública. El primer intento de poner en marcha este tipo de autopista en China se realizó en diciembre de 2017 en la ciudad de Jinan. En la prueba, desarrollada en un tramo de un kilómetro, hubo actos de vandalismo pocos días después de su inauguración, cuando robaron piezas de las placas solares.

Con este proyecto, las autoridades chinas buscan potenciar el desarrollo de los vehículos eléctricos en su país, ya que en el futuro planean prohibir la producción y venta de autos con motores térmicos. De hecho, algunas de las principales autopistas, incluida la que une las dos ciudades más importantes del país, Pekín y Shanghái, ya cuentan con miles de puntos de recarga para vehículos impulsados a electricidad.

FUENTE DIARIO CLARIN

Te puede interesar