Chile creó 5 parques nacionales en la Patagonia con tierras donadas por Douglas Tompkins

Cosas que pasan... 30 de enero de 2018 Por
Lo resolvió ayer Michelle Bachelet. Son más de 40 mil kilómetros cuadrados, que serán preservados.
r1zNPQ6Bf_720x0__1
Michelle Bachelet, ayer lunes, durante el acto en el que recibió la donación. (AP)

Chile creó cinco extensos parques nacionales para preservar vastas áreas de la Patagonia. Es la culminación de más de dos décadas de adquisición de tierras por parte de los filántropos estadounidenses Doug Tompkins y Kristine McDivitt Tompkins y la donación más grande de Sudamérica de tierras privadas al gobierno.

La ley de creación de los cinco parques, que abarcan 40.500 km2, fue promulgada hoy por la presidenta Michelle Bachelet, con lo que lanzó una ruta de 17 parques que se extiende a lo largo de la columna vertebral sur de Chile hasta el Cabo de Hornos.

rk--DQ6Hf_930x525__1

McDivitt Tompkins, ex presidenta de la compañía de indumentaria para el aire libre Patagonia, entregó 4.000 kilómetros cuadrados para contribuir a la creación de los nuevos parques. El gobierno chileno proporcionó el resto en tierras federales controladas.

McDivitt Tompkins dedicó 25 años a trabajar en conservación de la tierra en Chile con su difunto esposo Doug, que fundó North Face y Espirit. Doug Tompkins murió en un accidente de kayak en Chile en 2015.

“Este no sólo es un acto de preservación sin precedentes”, dijo Bachelet, que voló a este remoto valle patagónico el lunes para recibir la donación.

                                                    SJ9UPmpSG_720x0__1
Kristine McDivitt Tompkins, viuda de Doug Tompkins, durante el acto de donación. (AP)

“Es también una invitación a imaginar otras formas de usar nuestra tierra. De usar los recursos naturales de un modo que no los destruya. De tener un desarrollo sustentable, el único desarrollo económico rentable a largo plazo.” La creación de los parques es la última de una serie de leyes de protección ambiental que han colocado a Chile a la vanguardia de los esfuerzos de conservación en todo el mundo.

El mes pasado, Bachelet –que dejará la presidencia en marzo- concluyó cinco años de negociación con los habitantes de la Isla de Pascua para formar una de las áreas Marinas Protegidas más grandes del mundo, que protegerá unos 720.000 km2 del Océano Pacífico.

                                             r18uPQaBM_720x0__1

 Vista del Parque Patagonia, en Chile. (AP)

“La presidenta Bachelet deja tras de sí un audaz legado de protección ambiental”, dijo Maximiliano Bello, asesor del programa Bertarelli Ocean Legacy de Pew.

“Esto es más impresionante porque Chile todavía es un país en desarrollo, con una larga historia de desarrollo y explotación de recursos –en la mayoría de los casos sobreexplotación-. Si Chile puede tomar estas gigantescas medidas ambientales, hay pocas razones para que las naciones desarrolladas no pueden actuar también”.

Después de mudarse de California a Chile a comienzos de los 90, los Tompkins gastaron cientos de millones de dólares para comprar y “resalvajizar” grandes extensiones de tierra. Este enfoque no ha dejado de crear debate: algunos habitantes locales se irritaron ante lo que consideraban una torpe apropiación de tierras estadounidense. Los leñadores y los ganaderos se quejaron de que se tomaban tierras valiosas y el matrimonio también fue criticado por organizar manifestaciones con éxito para frenar un gigantesco proyecto hidroeléctrico.

                                                 Sy95PXaBz_720x0__1

 Vista panorámica del Parque Patagonia, en Chile. (AP)

En los últimos años, las relaciones han mejorado con la transferencia de cientos de kilómetros cuadrados al servicio nacional de parques de Chile.

McDivitt Tompkins ha promocionado el potencial ecoturístico de una región de deslumbrante belleza, que posee fiordos, ríos impetuosos, montañas coronadas de nieve y volcanes costeros.

En el ventoso Valle Chacabuco, el matrimonio transformó una estancia de ovejas en ruinas en el Parque Patagonia, un establecimiento de primer nivel mundial. Primero, retiraron a unas 25.000 ovejas y luego 400 kilómetros de alambrados y recapacitaron a los trabajadores rurales como trabajadores de conservación.

“Todos los que amamos la tierra vemos cómo crecen las amenazas a los lugares y las criaturas salvajes”, dijo Tompkins. “Esta es una tarea crucial: es la tarea que hacemos hace décadas”

                                                                    r13X4YgEe_720x0

 Douglas Tompkins murió en 2015 en la Patagonia. (Rubén Digilio)

El presidente Mauricio Macri elogió el modelo de conservación de los Tompkins, que preserva las tierras salvajes al tiempo que atrae turistas y negocios relacionados para tratar de promover el desarrollo local sostenible.

En diciembre de 2015, Macri aceptó la donación de unos 1.500 km2 del Conservation Land Trust y McDivitt Tompkins y anunció su apoyo al plan del parque nacional del Iberá, un humedal de 7.000 km2 que alberga a cientos de especies de aves, osos hormigueros gigantes y guacamayos silvestres e incluye un programa de cría para reintroducir jaguares.

Pero la oposición a los esfuerzos de conservación sigue siendo fuerte en la controvertida industria de la cría de salmones en Chile, que lucha contra los esfuerzos para que haya una mayor regulación.

El año pasado, ganaderos locales ocuparon brevemente uno de los parques de Tompkins para protestar por lo que consideran una eliminación de tierras productivas de la economía local.

Patricio Ulloa, alcalde de Cochrane, la ciudad más cercana al Parque Patagonia, rechazó la invitación al lanzamiento del nuevo parque. “Han borrado nuestra historia y no hay forma de perdonar eso”, dijo. “Eso es lo que sentimos los que nacimos y nos criamos en esta tierra de pioneros. Nunca han mostrado una evaluación que verdaderamente muestre en qué va a beneficiar esto a la comunidad”.

Traducción: Elisa Carnelli

FUENTE DIARIO CLARIN

Te puede interesar