El 2018, un año marcado por un número maestro, viene pleno de retos

Cosas que pasan... 31 de diciembre de 2017 Por
El 2018 será un año 11 (número maestro) que tiene la capacidad de ordenarnos, limpiar lo que ya no sirve y transformar nuestras emociones para enfrentar de manera distinta la vida.
SkeCtnCZM_930x525

Según la terapeuta holística, numeróloga y angelóloga Marcela López (35), la numerología es una ciencia esotérica basada en la interpretación de los números y sus significados simbólicos. Como en la astrología, apunta a adquirir un mejor conocimiento del individuo, de su relación con el mundo, con sus semejantes y con el universo. “Todos los fenómenos naturales están sometidos a leyes que nos refieren a ciertos coeficientes cuantitativos: a los números. La naturaleza nos revela algunas veces claramente algunos signos de esta afirmación. Por ejemplo, las ondas levantadas por el viento norte siguen un ritmo septenario cuyo período comprende tres ondas fuertes, seguidas de cuatro más débiles. Mientras que el viento sur levanta alternativamente cinco ondas fuertes y cinco ondas débiles”, explicó a El Tribuno. Así, ella cree que la numerología tiene la facultad de remover muchos obstáculos del camino, lo que le permite sacar a cada ser humano el máximo provecho de su potencial. Se trata de una herramienta de autoayuda. 
De esta manera cada cifra encierra un significado y un propósito que ayudará a quien la conozca. Por ello, es menester conocer qué trae el 2018 de acuerdo con su información numérica implícita.
Para analizarlo, Marcela López partió de que el 2017 fue un año 1, que marcó el comienzo de una nueva etapa. “Durante este año clave algo tenía que morir para que otra cosa pudiera nacer. Fue un año de muchas transformaciones”, definió la numeróloga. Añadió que el 2018 viene marcado por el 11, un número maestro. 
“Es un número muy espiritual si lo hacemos vibrar alto. Será un año de aperturas espirituales, un año en el que nos vamos a tener que aprender a conectar con nuestra intuición, hacerle caso a nuestros sueños, comenzar a creer más en nosotros y prestar atención cuando nuestra intuición nos diga por aquí que no”, señaló López. 
Como esos remezones también pueden alterar el sistema nervioso, aconsejó atraer la paz y el equilibrio mediante actividades como la meditación o el yoga. Además, dijo que si se llega a desestimar aquello que el 11 trae, se puede transitar el año como un mero 2.
“Entonces va a ser un periodo para estar más conectados, tanto a nivel afectivo como en los negocios: un buen momento para establecerse en pareja o sociedades. Hay que tener mucho cuidado con las dualidades, los sentimientos encontrados y la indecisión. La palabra de este año será cooperación”, indicó.

La Argentina

En relación con el país, dijo que habrá un renacer en varios órdenes. “Este año nos regala a los argentinos la oportunidad de expandir nuestros planes como sociedad. Nuestro país se beneficiará con la llegada de capitales y con mejores inversiones, que tendrán un fuerte impacto sobre nuestra economía. Todos podremos activar nuestras finanzas de una mejor manera”, aseguró. 
También habló acerca de una paulatina recuperación económica del país. “Buenas negociaciones harán que se potencie el desarrollo de la Argentina, el diálogo hará que las cosas mejoren. Este año trae un nuevo enfoque de las revoluciones sociales. Va a ser un año también de sacudida real en las estructuras que rigen las leyes por las cuales nos regimos. Va a ser una época realmente productiva para hacer de esta sociedad un modelo más eficiente, productivo y equitativo para todos”, detalló. 

Los esfuerzos

De acuerdo con Marcela López, “el 2018 ayudará a materializar todos los esfuerzos según la fuerza que hayamos puesto en años anteriores en la consecuencia de nuestros objetivos personales y profesionales. No obstante, dejará salir a la luz el vacío, las negligencia e incluso la distancia que queda para conseguir los objetivos. Y no porque sea un año bueno o malo, sino porque es un año que trae el aprendizaje de que todo, al final, tiene su recompensa”.
El aprendizaje que lleva intrínseco el número 11 traerá a la superficie los resultados las acciones pasadas. 

FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar