Una mujer mató a golpes a su hijo porque "se portaba mal y robaba cosas"

Nacionales 05 de diciembre Por
El nene tenía 6 años; la madre quedó detenida por el delito de homicidio agravado por el vínculo y, su pareja, por homicidio
2584350w640
Humahuaca al 800 en Don Orione, partido de Almirante Brown. Foto: Google Maps

El nene, identificado como Dylan Uriel Marchioni, fue llevado por su madre y su padrastro al hospital Materno Infantil Eduardo Oller de la localidad bonaerense de San Francisco Solano, brutalmente golpeado, pero los médicos constataron que ya estaba muerto.

Tenía un brazo fracturado, cortes en la cara, en el pecho, en los pies y en la cara, compatibles con un palo filoso, y marcas de precintos en las extremidades, por lo que los médicos y la policía suponen que estuvo atado mientras era agredido.

La mujer está embarazada y tiene otros cuatro hijos e intentó desligar del crimen a su pareja, pero éste quedó detenido igual, ya que su participación en la golpiza se dio por acreditada, incluso por las dimensiones de la precaria vivienda en la que convivían, donde hubiera sido imposible que no se enterara de lo que sucedía.

Según fuentes de la investigación, al dirigirse los efectivos a la casa en donde ocurrió el asesinato para realizar un allanamiento, uno de los hijos de la mujer, de 4 años, preguntó: "¿Ustedes vinieron porque mi papá mató a mi hermano?". En el lugar, además, se secuestró ropa manchada con sangre que pertenecía al nene y un juego de precintos que habrían sido utilizados para atarlo.

Agencia Télam

La mujer está embarazada y tiene otros cuatro hijos e intentó desligar del crimen a su pareja, pero éste quedó detenido igual, ya que su participación en la golpiza se dio por acreditada, incluso por las dimensiones de la precaria vivienda en la que convivían, donde hubiera sido imposible que no se enterara de lo que sucedía.

La mujer está embarazada y tiene otros cuatro hijos e intentó desligar del crimen a su pareja, pero éste quedó detenido igual, ya que su participación en la golpiza se dio por acreditada, incluso por las dimensiones de la precaria vivienda en la que convivían, donde hubiera sido imposible que no se enterara de lo que sucedía.

Te puede interesar