Más energía para condenar la violencia

Más energía para condenar la violencia
Que nadie del mundo del fútbol repudiara conceptualmente la violencia de género no es una buena señal. Y ya se necesitan protocolos en los clubes para que accionen en estos casos.