“Lucharemos por nuestros derechos y quebraremos las estructuras que nos atan”

“Lucharemos por nuestros derechos y quebraremos las estructuras que nos atan”

Hartas de los 8 de Marzo que ocultan a las trabajadoras desocupadas y malpagas; a las trabajadoras sexuales y a las que murieron violadas y ultrajadas por hombres; que oculta a las lesbianas y a las trans, las negras, las jubiladas, las presas políticas, las amas de casa y las empleadas domésticas, las pensionadas, las luchadoras populares y una larga lista de mujeres diversas que son invisibilizadas día a día.
Paramos y salimos nuevamente a las calles para alzar nuestra voz, para repudiar todo tipo de violencia machista y por nuestro derecho de vivir libres, paramos porque en nuestro país durante los primeros meses del año se produjeron 68 femicidios; lo que equivale a que una mujer fue asesinada cada 14 horas.

n Por qué paramos
Paramos porque estamos hartas de que nuestros ingresos sean inferiores a los masculinos, y de tener empleos informales y de baja calidad. Hartas de hacer, en promedio, más del doble de trabajo doméstico y de cuidados familiares que el que realizan los varones, a pesar de tener idéntico potencial de realizarlo. Un trabajo impago que, además, repercute en nuestros ingresos.
Hartas de que se nos niegue la posibilidad de un aborto legal, seguro y gratuito. Hartas de que decidan sobre nuestros cuerpos, y que aun cuando el aborto sea espontaneo, lo penalicen. O que cuando, a causa de un abuso una niña quede embarazada, la obliguen a ser madre. Hartas de que se tergiversen los sentidos de nuestras luchas, de que se insinúe que las feministas somos nazis por luchar de manera pacífica por nuestro derecho a ser diferentes y aún así gozar de igualdad. Por eso hoy paramos por la discriminación y marchamos por la igualdad.
Paramos porque no vamos a sostener relaciones de poder que sigan provocándonos dolor. Paramos por las pibas que no volvieron, por las víctimas de violencia que no tenemos acceso a la justicia, paramos para reclamar educación sexual integral, por las muertas y presas por abortos, paramos para decirle basta a las desigualdades económicas.
Este 8 de Marzo, no me digas feliz día. ¡Nos vemos en las calles! Vamos a parar, porque podemos y sabemos cómo hacerlo.