La situación de IOMA merece ser contextualizada en su debida dimensión

La situación de IOMA merece ser contextualizada en su debida dimensión

NOTA DE OPINION

 

Desde hace un tiempo a esta parte, como es de dominio público, se viene suscitando un duro conflicto entre IOMA y la Agremiación Médica Platense (AMP), que ha ido escalando en su grado de complejidad, poniendo en juego las prestaciones que la principal obra social de la Provincia de Buenos Aires brinda en todo el territorio bonaerense, y que posee en Nueve de Julio a más de 13.000 afiliados.
Si bien este conflicto parece circunscribirse a la jurisdicción de la capital provincial, ya que involucra directamente a la agremiación de médicos de esta ciudad, no debe pasar por alto que la afectación de las prácticas médicas y su cobertura es una instancia que perjudica la salud de todos los bonaerenses, ya que quienes debían concurrir a los centros asistenciales de La Plata desde cualquier punto de la Provincia –entre ellos naturalmente los vecinos de nuestro distrito- a efectuarse estudios de alta complejidad o atenciones especiales, tampoco se encontraban cubiertos por esta obra social, debiendo abonar íntegramente el valor de los mismos, con el impacto económico que ello conlleva, más aún en el contexto de la situación de emergencia que muchas familias viven al ver limitadas sus actividades e ingresos por la pandemia de Covid-19; esto amén, claro, de la injusticia que representa sufrir descuentos por una obra social que luego no brinda la debida cobertura.
Atendiendo esta situación, un grupo de diputados y senadores de Juntos por el Cambio impulsó un amparo ante la Justicia contra el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), acompañando a los afiliados que tuvieron inconvenientes en sus tratamientos o consultas, producto de las recientes decisiones de quienes conducen el mismo; instancia que posibilitó que el día jueves, en la Defensoría del Pueblo, se firmara un acuerdo que retrotrae la situación al día 6 de julio y por 60 días; instancia tras la cual se va a negociar un nuevo acuerdo.
Sin dudas, es de una enorme irresponsabilidad, que en este contextonse genere más angustia e incertidumbre, por lo que la solución transitoria debe ser evaluada no solamente como un llamado a la reflexión para quienes conducen IOMA; sino también como un árbol que no nos debe impedir ver un bosque en el que se esconden no solamente intereses políticos, sino también una total incomprensión de las necesidades de los bonaerenses.

Mauricio Vivani
Diputado de la Provincia de Buenos Aires
Juntos por el Cambio.