La opinión de Ricardo Paso

La opinión de Ricardo Paso

El abogado y ex concejal Ricardo Paso también analizó el proyecto de reforma judicial propuesto por el gobierno nacional. Él señaló: “El ingreso al Senado de la Nación del proyecto de Reforma Judicial propuesto por el Poder Ejecutivo, ha encontrado fuerte resistencia, por un lado, en el ámbito de la oposición política y, por otro, en un amplio sector del Poder Judicial; ambos en general critican tanto la oportunidad como la conveniencia de la reforma. Sostienen que la misma no es oportuna debido a la crisis económica que viene atravesando el país, por lo que los recursos del Estado deberían recostarse sobre el sistema de Salud, que hoy tiene alarmada a la población y no sobre el Judicial”.

“También de conveniencia, porque la propuesta presentada por el Presidente de la Nación ante el Congreso Nacional adolece de errores que, en lugar de mejorar la justicia federal van a producir mayores trastornos estructurales”.

Agravante

En marco, Paso señaló que “en efecto, el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo Nacional si bien en sus fundamentos propone una eficaz aplicación del sistema acusatorio (con destino a poner en marcha el nuevo Código Procesal Penal), vemos con cierto estupor que en la parte dispositiva apunta fundamentalmente a la unificación de fueros y desdoblamiento de tribunales, lo que poco tiene que ver con el sistema acusatorio. Con un agravante, existe incongruencia entre el proyecto puesto en discusión en el Senado con la reciente reforma del Código Procesal Penal, pues lo que debería llevarse adelante con destino al mejor cumplimiento de las normas del código de forma es el nombramiento de más fiscales y no de más jueces como propone el proyecto, porque el mayor peso establecido en la reforma procesal es el investigativo, tarea que deberían cumplir conforme al Código Procesal los fiscales y no lo jueces”.

“Por otra parte, el costo que debe afrontar la Nación es demasiado alto y a pesar de ello, no garantiza el buen funcionamiento del sistema, ya que la reforma está pensada en forma cuantitativa y no cualitativa”.

“Es por lo expresado que considero inadecuada la reforma propuesta para la Justicia Federal, ya que lo que se visualiza es que aumentaría el costo del sistema sin que el ciudadano común, que es quien la financia, obtenga beneficio alguno”.

La corte

En su análisis, Paso comento: “Párrafo aparte merece el tratamiento del tema de la reforma de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Luego de un repaso histórico sobre la cantidad de miembros que la Corte tuvo a lo largo de la última etapa democrática, el abogado recordó que “en el año 2006 por iniciativa de la actual vicepresidenta de la Nación –por entonces senadora de la Nación-, Cristina Fernández de Kirchner -época en que su marido Néstor Kirchner ocupaba la presidente de la Nación-, el oficialismo presentó un proyecto de Ley con destino al regreso a una Corte compuesta por un número de cinco miembros, proyecto que fue aprobado por ambas cámaras y por tal motivo se trasformó en la Ley 26.183. También se resolvió que la reducción del cuerpo de magistrados se haría de modo gradual, a medida que los jueces se retirasen del tribunal, por cualquier motivo”. “Lo cierto es que recién, tras los fallecimientos de los magistrados Carmen Argibay y Enrique Petracchi -ambos murieron en 2014-, la Corte volvió a quedar con cinco escaños, lo que implicó en la práctica que la Ley 26.183 entró en vigencia para lo que era su objetivo principal –el número de integrantes- recién en el año 2014”.

Asimismo, recordó que “el proyecto de ley del 2006 en su exposición de motivo indicaba que convenía recordar que la actual administración –del Pte. Kirchner, cuyo Jefe de Gabinete de Ministros era el actual presidente de la Nación- desde su inicio dedicó sus esfuerzos para aportar al mejoramiento del servicio de justicia, como parte de una tarea mayor, encaminada al fortalecimiento e incremento de la calidad institucional”.

“Argumentos se contraponen con los del actual proyecto de ampliación de los miembros, otro tanto acontece con los argumentos hechos públicos años atrás por el propio Presidente de la Nación Dr. Alberto Fernández, quien en esa oportunidad se manifestaba contrario a cualquier aumento en el número de los miembros del máximo tribunal de la nación. Lo que hace pensar que se la impulsa más por una conveniencia personal que institucional”.