“La gente le reclama todo al intendente, nadie le manda una carta al gobernador”

“La gente le reclama todo al intendente, nadie le manda una carta al gobernador”

Miguel Fernández tiene claro que los problemas de los vecinos de Trenque Lauquen los filtra el municipio. Y aunque se trate de políticas provinciales, la caja de resonancia siempre será el despacho que hoy ocupa en la municipalidad. Por eso en los últimos días volvió a manifestarse a favor del proyecto que presentó el diputado Maxi Abad -presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la legislatura bonaerense- que pretende declarar constitucionalmente en terreno bonaerense la autonomía de los 135 distritos que lo integran.

Para el intendente local, se trata de una herramienta absolutamente necesaria que podría generar una mayor eficiencia administrativa si está acompañada por una mejora en la transferencia de recursos provinciales y la redacción definitiva de una carta orgánica municipal.

Este cambio de escenario político y económico “no significa romper con un régimen de gobierno provincial, al contrario, significa que cada uno entienda cuál es el rol que tiene cada nivel de gobierno, el local, el provincial y su articulación con el gobierno nacional” aclaró Fernández entrevistado en el programa “La letra chica” que se emite por Radio Omega.

“Hace un tiempo lo municipios se encargaban del ABL y el resto era incumbencia provincial. Ahora está más que claro que los gobiernos locales en este escenario global son los que dan las respuestas al vecino en el territorio, son la cara visible de un Estado que está cerca” explicó el jefe comunal. En ese contexto, “los gobiernos municipales se han ido haciendo cargo de cada vez más servicios. Hace mucho tiempo lo hace con la salud, pero la seguridad y la injerencia en la educación son temas que están en debate, como tantos otros que hacen que sigamos discutiendo el rol del municipio en el contexto provincial” agregó.

 

Presión tributaria

Siempre que se habla de autonomía, hay un sector que considera que a partir de ello cada municipio va a crear sus propios impuestos, pero Fernández consideró que “si seguimos creando presión tributaria va a ser difícil sostener el país”, por eso insistió con un concepto que apunta a lograr que “la Provincia reparta más con los municipios, y éstos demuestren solvencia en la administración, porque si hay una buena trasferencia de recursos con una buena eficiencia de los municipios, la cuestión puede fluir mejor”.

Fue en ese momento, cuando Fernández hizo una pausa para luego graficar lo que ocurre hoy en Trenque Lauquen: “Los reclamos de la gente vienen al intendente, nadie le manda una carta al gobernador, se la mandan al intendente, y el intendente con los recursos que tiene y si es competencia propia lo resuelve. Y cuando no, tiene que ir a pedir arriba, siempre tenemos que estar mirando para arriba para ver cómo resolvemos” se lamentó.

 

Más de 3 mil millones

Cuando todavía resta definir el presupuesto provincial, en Trenque Lauquen ya se proyecta uno para 2021 que rondaría los 3 mil millones de pesos. Pero el plano económico no es el más importante en la propuesta que ingresó a Diputados, porque lo que discute no es la autarquía municipal, según Miguel Fernández.

La discusión -consideró el jefe comunal- nace en el reparto de impuestos provinciales que hoy es del 16,8 por ciento, y que a su vez se reparte en 135 municipios aplicando el coeficiente único de distribución que utiliza tres tipos de variables (cantidad de habitantes, superficie y la inversa de la capacidad contributiva que utiliza a su vez otros 4 indicadores).

“Por eso hay otra cosa que resolver hoy y que no tiene que ver tanto con la autonomía, y es con cuánto se queda la nación y con cuánto la provincia, y luego cuánto reparte ésta con los municipios, y después la discusión final sobre cuál es el mejor distribuidor entre los 135 municipios. En el plano local, los recursos se conforman una parte por ésta coparticipación de impuestos y el resto es por la recaudación de tasas y contribuciones” explicó Miguel Fernández.

Por lo tanto, independientemente de lo que aporte el gobierno bonaerense, “el municipio trenquelauquense tiene que ser eficiente en cobrar tributos que en la medida de lo posible no se superpongan con los provinciales para que no haya doble imposición, y que sean cobrables” señaló el primer mandatario local, sin dejar de marcar que este hecho significa “todo un desafío, y la necesidad de armar un andamiaje económico complejo, pero que no es el aspecto final de la autonomía”. Y reiteró en ese sentido: “La autonomía significa que cada municipio se pueda dar su propia carta orgánica, su constitución”.