La Biblioteca Rivadavia y los primeros días de volver a atender al público: “La gente esperaba la apertura”

La Biblioteca Rivadavia y los primeros días de volver  a atender al público: “La gente esperaba la apertura”

Luego de tres meses de inactividad a causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio para evitar el avance del Covid-19, la Biblioteca Pública Rivadavia volvió a abrir sus puertas el pasado lunes 22 de junio.

De la misma manera que ocurrió con otros espacios que también retomaron sus trabajos, la centenaria institución lo hizo respetando un estricto protocolo de seguridad que garantice el distanciamiento social y la higiene necesaria.

En esa primera semana de apertura, pasaron por este espacio cultural de Trenque Lauquen unas 45 personas las cuales dejaron muy en claro que extrañaban visitar la institución y retirar sus libros.

Medidas sanitarias

La bibliotecaria Marilina Ibarlucea contó a La Opinión detalles de este reencuentro de la institución con sus socios. “En este contexto de pandemia la Biblioteca Rivadavia abrió sus puertas de 9 a 14.30 con todas las medidas sanitarias higiénicas necesarias, respetando el protocolo aprobado por el municipio y al área de salud del hospital de Trenque Lauquen. El protocolo detalla el procedimiento de apertura y contempla la atención a los usuarios como el préstamo y delivery de libros”, dijo antes de agregar que “la gente esperaba la apertura y supo entender los motivos de estar tanto tiempo cerrada y, también, todos entienden los motivos de esta modalidad de préstamos y de cuidados”.

En este punto, Ibarlucea contó cuáles son las nuevas normas que deben tener en cuenta todos los que ingresan a la Biblioteca. “Ingresa una persona por grupo familiar, no menores de 12 años ni mayores de 65. Se explica que debe mantenerse la distancia de una persona a otra, el uso de barbijo es obligatorio y el uso de alcohol en gel también. Todas las personas que nos visitan tienen que llenar una planilla con sus datos para formar parte de un registro”.

Primera en la Provincia

Como ya se señaló, del día 22 de junio cuando la institución abrió sus puertas, hasta el viernes 26, transitaron por este lugar 45 personas. “Estamos muy contentas porque somos una de las primeras bibliotecas populares que se abrieron en la Provincia de Buenos Aires junto con otros dos municipios”, dijo Ibarlucea antes de aclarar que “la gente concurre sólo por el servicio de préstamo de libros. No se pueden usar las salas de referencia, ni el sector infantil, ni el juvenil, ni el espacio de historietas. Para asistir se debe sacar un turno que se da cada 15 minutos al teléfono de la biblioteca y al whatsapp que figuran en la página de Facebook de la Biblioteca: 422260, 422837, 15457465 y 15517805”. “Los libros son alcanzados por las bibliotecarias, el material bibliográfico devuelto es puesto en aislamiento siete días con un cartel en el que figura el día de la devolución y el día en que regresa el libro al estante. Los libros prestados en la biblioteca o por delivery son puestos en bolsas nuevas desinfectadas con un folleto que indica cómo debe utilizarse y cuidarse el libro: Higiene de manos, apoyarlo en un lugar, no estornudar sobre el libro, no tocarse la nariz, la boca o los ojos durante la lectura, no mojar los dedos para dar vuelta la página y debe devolverse en la misma bolsa en la que fue prestado”.

Por último, comentó que “todos los días las bibliotecarias dedicamos un tiempo a la desinfección del mobiliario y elementos de trabajo, así como el lavado continuo antes y después de manipular el libro”.