La Argentina es un gran altar

La Argentina es un gran altar
Maradona fue un ciudadano del mundo, y casi un napolitano más. Pero era más nuestro que el dulce de leche. Y todo su pueblo lo eterniza.