La anécdota de Amadeo y Rojitas

La anécdota de Amadeo y Rojitas
En el superclásico de 1968, el delantero de Boca le quiso robar la gorra al arquero de River, que según él usaba «de cábala». Se la sacó, Carrizo lo corrió y al final la leyenda Xeneize se arrepintió.