“Hay una gran cantidad de comercios y Pymes que pueden quedar en el camino”

“Hay una gran cantidad de comercios y Pymes que pueden quedar en el camino”

Desde la Cámara de Comercio e Industria de Trenque Lauquen se analizó cómo está atravesando el sector que esta entidad nuclea el tiempo de aislamiento y crisis económica que vive hoy la Argentina.
En este marco, el presidente de esta institución local, Ignacio Concepción, fue contundente en sus declaraciones brindadas a este medio. “La situación comercial e industrial es caótica, es muy mala y tenemos un horizonte proyectado muy complicado. Hay una gran cantidad de Pymes y de comercios que pueden quedar en el camino porque hay una situación económica que es completamente inestable y que, seguramente, va a seguir perjudicando a la actividad. Así que, en ese sentido, estamos sumamente preocupados, intentando trabajar y ver de qué manera podemos ir pensando en alternativas que puedan ayudar a paliar lo que va a venir una vez que termine esta cuarentena”, dijo.

Cambio de hábito
Asimismo, Concepción opinó que “esta pandemia lo que va a hacer también es cambiar los usos y costumbres de todos, los hábitos de consumo los cuales también van a perjudicar al comercio”. “La realidad indica que hoy el comercio tiene que enfrentar alquileres muy altos, el pago de salarios y el pago de impuestos y tasas que también son altísimas. Con la presión im-positiva que tiene la Argentina es muy difícil poder sortear este tipo de situaciones y, sinceramente, vamos camino a estar completamente asfixiados. Y la situación industrial hoy se encuentra sufriendo un freno muy importante a nivel provincial el cual afecta a algunas industrias de Trenque Lauquen en dos aspectos específicos”, dijo antes de puntualizar: “Algunas industrias están completamente paralizadas las cuales no saben cómo van a poder enfrentar el pago de salarios y, obviamente, el pago de los servicios. Esto incluye al sector comercial que tiene el pago de la luz, del gas, etc. y algunos de ellos son electrodependientes y tienen los costos muy altos. Después están las industrias que hoy están pudiendo funcionar, pero con el cierre de restaurantes y confiterías es muy difícil poder vender producción de alimentos. Así que, en ese sentido, el actual es un escenario muy complejo, muy difícil y en el que necesitamos una ayuda urgente del Estado para poder sortearlo, tanto el Estado Nacional, Provincial y Municipal”.
Por último, el dirigente expresó: “Hoy necesitamos, urgente, líneas de crédito a tasa cero porque sin venta no podemos pagar interés para pagar los salarios y necesitamos periodos de gracia más extensos que vayan de los seis meses a un año”.