Grooming y pornografía infantil: un año de significativo crecimiento de casos

Grooming y pornografía infantil: un año de significativo crecimiento de casos

Las denuncias por grooming y pornografía infantil crecieron exponencialmente durante 2020 en el Departamento Judicial de Trenque Lauquen. Se trata de dos delitos diferentes que tienen en común la utilización de redes sociales para engañar a menores de edad, y buscan por un lado obtener un contacto con un fin sexual determinado, y por otro, transmitir una imagen o video de esa niña o niño, con contenido sexual, respectivamente.

La suba sustancial de este tipo de delitos generó preocupación en el ámbito de la Justicia de nuestro departamento judicial dónde durante el 2020 se registraron más de 55 casos, algo superior a otros años.

En parte eso se debe a la exposición de los menores a las redes sociales e Internet, algo que a raíz de la pandemia y las medidas de aislamiento impulsadas para frenar los contagios de Covid se vio potenciado, dándose un mayor contacto con las nuevas tecnologías.

Casos

Cabe destacar que según los datos estadísticos con los que cuenta la Justicia la mayoría de las denuncias son realizadas por los padres de las víctimas aunque también el Poder Judicial trabaja con un sistema internacional que detecta el tráfico de imágenes y que obliga a empresas y plataformas como Google, Instagram, Facebook, Whatsapp, Twitter y otras, a reportarlo.

Según datos oficiales hasta el mes de noviembre se registraron más de 25 denuncias por el delito de grooming mientras que en lo referido a pornografía infantil la cifra superó los 30 casos.

Vale recordar que en 2018 y por disposición del fiscal general Dr. Roberto Rubio, se conformó un equipo de profesionales a cargo del fiscal Leandro Cortellezzi, titular de la Fiscalía Penal Juvenil N°2, que coordina el trabajo en la temática con otras áreas, entre ellas las de informática, integrantes del cuerpo de instructores, Comisaría de la Mujer y Policía de toda la Departamental.

Delitos diferentes

El grooming es definido en nuestra legislación penal como la captación de menores de edad a través de medios tecnológicos con fines sexuales. “Es el contacto de un mayor de edad con un menor, a través de cualquier medio tecnológico con un fin determinado que tiene que ser sexual, una charla, una foto, un video o en último término un contacto sexual” explicó el fiscal de Menores Dr. Leandro Cortellezzi.

En tanto, que por la pornografía infantil, que también es un delito contra la integridad sexual, se castiga a quien transmite o publica un video o imagen con contenido sexual donde se vean menores de edad. “El crecimiento en el último tiempo ha sido exponencial, no pasábamos de 3 causas y hoy estamos arriba de 30”, señaló el funcionario judicial sobre esta tipología delictiva.

Este tipo de delitos generan preocupación tanto por la magnitud y recurrencia como por lo aberrante de los mismos sobre todo teniendo en cuenta que las víctimas son menores de edad. Por lo cual se pide a los padres de menores que hablen con sus hijos sobre los peligros de conversar con extraños a través de los distintos soportes y medios digitales.