Golazo y tonta roja

Golazo y tonta roja
Leandro Fernández clavó el 1-1 de tiro libre y se sacó la remera para festejar. Como ya estaba amonestado, el árbitro le mostró la segunda amarilla y se fue expulsado pidiendo perdón. Increíble.