«Es peor perder una final contra el eterno que irse a la B»

«Es peor perder una final contra el eterno que irse a la B»
Pablo Alvarez, ex Boca y verdugo de River en la Copa 2004, fue concreto en un ping pong. Sin lugar en Arsenal, quiere seguir jugando a los 36 años.