Es la sonrisa de Miguel…

Es la sonrisa de Miguel…
El técnico de Boca llegó al predio de Ezeiza con buen semblante y demostró que le sigue poniendo el cuerpo a la situación. A pesar de ser parte del doble grupo de riesgo, Russo no se baja.