“En Trenque Lauquen hay asesinos sueltos y la justicia sigue haciendo la plancha”

“En Trenque Lauquen hay asesinos sueltos y la justicia sigue  haciendo la plancha”

Se cumplieron ayer tres años y cuatro meses del crimen de Adrián Maya, el trenquelauquense asesinado en su casa del barrio Indio Trompa el 25 de octubre de 2016. Por el hecho aún no hay ningún imputado y en la justicia no parece haber avances con respecto a la causa en la que se investiga el violento episodio.
Al menos así lo aseguró Adriana Iglesias, madre de la víctima quien al cumplirse un nuevo mes del hecho expresó que “en Trenque Lauquen hay asesinos sueltos” al tiempo que remarcó que la justicia “sigue haciendo la plancha”.
Con el recuerdo de Adrián siempre presente y amparándose en la fuerza de la fe, la mujer volvió a reclamar justicia por su hijo por el cual “voy a seguir luchando hasta el fin”, expresó.

n Sin resolver
Al cumplirse un nuevo mes del asesinato de su hijo, Adriana Iglesias volvió a recordar el hecho con el objetivo de que la comunidad no olvide que en nuestra ciudad todavía hay un crimen sin resolver. Al respecto la mujer que desde hace más de tres años espera por justicia expresó que “en Trenque Lauquen hay asesinos sueltos y nadie está a salvo” y a continuación volvió a reclamar “justicia por Adrián Maya”.
En el mismo sentido añadió: “La justicia sigue haciendo la plancha, pasa el tiempo pero no pasa nada. Como siempre Dios me da las fuerzas para seguir luchando. Ya son tres años y cuatro meses que no tenemos respuesta”.
Por otra parte manifestó que no teme hacer pública su opinión: “Si se enojan no me importa. A mi hijo nadie me lo va a devolver pero acá no tenemos un abogado famoso que nos defienda, ni tampoco dinero. Lamentablemente es así”. sentenció.
Cabe recordar que Adrián Maya, de 35 años de edad, fue encontrado sin vida en su domicilio de Prado Sur y Vignau, en el corazón del Barrio Indio Trompa. El cuerpo de este vecino, propietario de una gomería y repartidor de comida de una conocida rotisería de la ciudad, fue encontrado por su hermano, alrededor de las 23.30 del 25 de octubre de 2016.
Maya presentaba heridas de arma blanca –no fue hallada en la escena del crimen- y golpes. Su cuerpo fue trasladado a Pehuajó donde se le practicó la autopsia. La Policía confirmó la puerta de ingreso a la misma no fue violentada, por lo que se presume que los delincuentes conocían a la víctima.