El Gobierno prohibió por decreto los despidos y suspensiones durante 60 días

El Gobierno prohibió por decreto los despidos y suspensiones durante 60 días

El presidente Alberto Fernández dispuso a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia la prohibición, por un período de 60 días, de “los despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor”, como así también las “suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo”.

Así lo hizo a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 329/2020 publicado a última hora del martes en un suplemento del Boletín Oficial y en el marco de las medidas que viene tomando el Ejecutivo para paliar el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

“Resulta indispensable garantizar la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un Diálogo Social en todos los niveles y no con medidas unilaterales”, asevera la norma en sus fundamentos.

En este sentido, señala que decisiones de ese tipo no serían “más que una forma de agravar en mayor medida los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio procura remediar”.

En su artículo cuarto, el decreto publicado establece que “los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto” en la norma, “no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”.

Fernández se comunicó el martes por videoconferencia con los intendentes, a quienes les adelantó los detalles del freno en los despidos y suspensiones. En la conferencia de prensa del pasado domingo, el mandatario se había dirigido a “ciertos empresarios” al decir que “no podemos en semejante crisis desamparar a alguien dejándolo sin trabajo”.

En tanto, el Gobierno también dispuso la transferencia de 30.000 millones de pesos al Fondo de Garantías Argentino (Fogar) “con el objeto de otorgar garantías para facilitar el acceso a préstamos para capital de trabajo, por parte de las micro, pequeñas y medianas empresas” inscriptas en el Registro Pyme del Ministerio de Desarrollo Productivo, que lidera Matías Kulfas.

La decisión de robustecer el Fogar tiene por objetivo otorgar a los bancos las garantías para que las pymes puedan acceder a los préstamos y asegurar así el repago de los préstamos para capital de trabajo. Las garantías podrán cubrir hasta el 100% del préstamo. (DIB) FD