El clásico más bizarro se jugó en Paraguay

El clásico más bizarro se jugó en Paraguay
Cerro Porteño le ganó 2-0 a Olimpia en un partido que tuvo de todo: Churin erró un penal, se vengó del arquero que se burló de él y los dirigentes del Ciclón bailaron con los Cazafantasmas…