Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer

Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer

28 de mayo –

Los tratamientos de las enfermedades no relacionadas con la pandemia, no deben estar en cuarentena
Cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, con el objetivo de concientizar sobre el derecho a la salud integral de las mujeres, abordar las múltiples causas de enfermedad y muerte que las afectan, y trabajar en favor de su atención, prevención y tratamiento.
Este año la fecha cobra especial relevancia debido a la sobre exigencia que genera en las mujeres la pandemia por el COVID-19. En medio de esta crisis, un nuevo enemigo acecha en la prevención: el temor al contagio.
En el contexto actual existe una creciente preocupación por la significativa disminución de las consultas médicas, una menor asistencia a las guardias hospitalarias y una reducción importante en la realización de estudios de diagnóstico, lo que puede traer aparejado un incremento de complicaciones prevenibles en distintas enfermedades.
“En lo que respecta al cáncer de mama, estamos viendo que hay un 70% de pacientes que no están realizando sus chequeos por temor a salir a la calle”, alerta el doctor Juan Luis Uriburu, presidente de la Sociedad Argentina de Mastología y remarca que “del mismo modo disminuyeron también los controles de otras patologías que pueden requerir un ajuste de la medicación, y que en caso de no hacerlo el riesgo puede ser mucho mayor.”
En este sentido, el Dr. Jorge Nadal, oncólogo del Instituto Alexander Fleming asegura que “las consecuencias de abandonar una medicación por su cuenta o automedicarse, pueden conllevar a problemas de salud de magnitudes considerables y en algunos casos poner en riesgo la vida del paciente. En estos casos, por consultas remotas o presenciales, la evaluación con el médico de cabecera o especialista es fundamental.
Si bien los especialistas del Fleming coinciden en que, hasta ahora, no se registra un abandono de tratamientos en curso, las consecuencias de hacerlo o de no consultar a tiempo ante un síntoma relacionado con la enfermedad pueden incidir seriamente en el pronóstico y expectativa de vida. “Es fundamental entender que los tratamientos de las enfermedades no relacionadas con la pandemia no estén en cuarentena o en suspenso y sigan su curso. La consulta médica, ya sea presencial o virtual es la forma más eficaz de soslayar esta dificultad”, señala el Dr. Nadal.
Controles que no pueden dejar de hacerse
Según el Dr. Martín Loza, ginecólogo y mastólogo del Instituto Fleming, esta pandemia ha modificado los estándares de cuidado de la salud de la mujer, con nuevas indicaciones: “A las pacientes sanas, asintomáticas y sin antecedentes se les sugiere postergar sus controles ginecológicos y de mama habituales. Aquellas con tumores preexistentes, aunque sean asintomáticas, se les recomienda una primera consulta remota y de acuerdo a cada situación particular, se resuelve por esa vía o se procede posteriormente a consultas presenciales.”
El Dr. Uriburu remarca que los estudios de seguimiento de pacientes con cáncer de mama deben continuar: “Aquellas pacientes que tengan otras enfermedades o condiciones que las coloca dentro del grupo considerado de alto riesgo para el Covid-19, podrían esperar unos meses para efectuar sus estudios. Pero si la paciente está fuera de ese grupo y estaba en tratamiento o seguimiento, deben realizarse todos los controles tomando los recaudos necesarios.” El Dr. Luciano Cassab, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología, agrega que: “ante un diagnóstico de sospecha, las punciones biopsias que aclaren la etiología, también deben realizarse.”
Inés Peralta Ramos I WhatsApp +54 9 11 5248 8116
[email protected] I www.mprcomunicacion.com