Débora Acevedo recibió 18 puñaladas y pelea por su vida

Débora Acevedo recibió 18 puñaladas y pelea por su vida


La madre de Débora Acevedo, la joven de 26 años que el viernes resultó gravemente herida tras recibir 18 puñaladas de su expareja delante de sus hijos la localidad bonaerense de Ezeiza, realizó duras declaraciones y sostuvo que su hija se salvó de “milagro” porque “se hizo la muerta”.
Nélida Rodríguez indicó además que la víctima seguía hoy internada y que, si bien su estado de salud mejoró, los médicos le dijeron que el agresor “le cortó los nervios del brazo izquierdo y la mano le quedó cerrada”, por lo que necesitará una rehabilitación de entre seis y siete meses.
En tanto, la mujer contó que a Federico Vega (25), exnovio de su hija y acusado por “tentativa de femicidio”, lo conoce desde que tenía 4 años y aseguró “no entender qué le pasó”.
Según Nélida, los hijos de la pareja de 3 y 8 años, en medio del ataque, le decían “papá no mates a mamá”, hasta que Débora “se cayó de la cama y se hizo la muerta”. Luego de la agresión, la joven pudo llamar al 911 a pesar de haber perdido mucha sangre, hasta que se desvaneció.
El hecho se registró el viernes último por la mañana, cerca de las 7, en una casa ubicada en Rawson al 300, entre Progreso y Corrientes, en la localidad de Ezeiza.
El hecho es investigado por la fiscal María Lorena González, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 Especializada en Delitos sexuales, conexas a la Trata de Personas y Violencia de género y familiar, descentralizada en Ezeiza.
La funcionaria judicial caratuló la causa como “tentativa de femicidio y tentativa de suicidio”. (DIB)