Cuántos jubilados de la mínima recibirán los beneficios adicionales en Bahía y cuántos no

Cuántos jubilados de la mínima recibirán los beneficios adicionales en Bahía y cuántos no

Maximiliano Allica / [email protected]

   El gobierno nacional acaba de anunciar una batería de medidas para el sector de los jubilados y pensionados, además de los beneficiarios de AUH.

   Entre otras cosas, decidió otorgar aumentos del 13% a partir de marzo para quienes perciben la jubilación mínima de 14.068 pesos mientras que aquellos que tienen haberes de 16.200 pesos en adelante recibirán incrementos por debajo del 11,56% que les hubiera correspondido con la ley de movilidad sancionada durante el gobierno de Mauricio Macri y suspendida al inicio de la gestión de Alberto Fernández.

   La medida generó polémica, aunque el gobierno justificó que busca favorecer al segmento mayoritario y más desprotegido del universo previsional.

   Ahora, ¿a cuántos jubilados y beneficiarios de AUH en Bahía Blanca afecta esta decisión?

   Los números no son fáciles de precisar porque, según pudo averiguar La Nueva, los maneja Anses de manera centralizada y difícilmente los abre. De hecho, en muchas ocasiones, al propio Estado Municipal le cuesta conseguir datos.

   No obstante, este diario pudo saber que al mes de agosto de 2019 se estimaba que en nuestra ciudad se pagaban unas 72.000 jubilaciones y pensiones. A su vez, distintas fuentes sostienen que la cantidad de jubilados de la mínima y de otros segmentos en Bahía Blanca es muy similar al promedio nacional.

   Con esa proyección se podría decir que aproximadamente la mitad de los pasivos bahienses (36.000 personas) perciben la mínima, con lo cual a partir del mes que viene pasarán de ganar 14.068 pesos a 15.892.

   A su vez, cerca del 15% (unas 10.800 personas) gana más de un haber mínimo pero menos de dos, un 10% (7.200 personas) recibe mensualmente el equivalente a dos haberes mínimos y el restante 25% (18.000 personas) está por encima de los dos haberes mínimos. Todos estos tendrán ajustes en sus ingresos inferiores al 11,56%.

   Además existen unas 17.000 Asignaciones Universales por Hijo, las cuales sí están alcanzadas por el aumento del 13% y se irán en marzo a 3.103 pesos.

   A esto hay que agregar que desde el mes próximo los jubilados de la mínima, así como los beneficiarios de AUH, Asignación por Embarazo y pensiones no contributivas (unas 55.000 personas en la ciudad) tendrán una devolución del IVA de hasta 700 pesos mensuales por compras realizadas con las tarjetas de débito asociadas a la cuenta bancaria donde reciben los pagos de Anses.

   Si todos los que tienen acceso a la devolución de IVA exprimieran al máximo el beneficio, el Estado Nacional resignaría más de 38,5 millones de pesos mensuales en concepto de ese impuesto para volcarlos al consumo solo en nuestro distrito.

   Por otro lado, desde PAMI se anunció que desde marzo habrá 170 medicamentos esenciales gratuitos para los jubilados, sin importar cuánto cobran. Todavía no se especificó cuáles serán esos fármacos, pero el Frente de Todos calculó que podrían significar un ahorro de entre 2.500 y 3.000 pesos al mes por pasivo.

Juicios al Estado

   El punto más cuestionado de estos anuncios está vinculado con los aumentos, ya que todo el universo previsional recibirá un 2,3% de alza más 1.500 pesos, lo que hace que, a medida que los haberes son más altos, el porcentaje de incremento sea menor.

   Asimismo, hoy no existe ninguna ley de movilidad vigente que dé previsibilidad a las futuras subas, las cuales dependerán de la discrecionalidad del Poder Ejecutivo.

   Es probable que surja una catarata de presentaciones judiciales de quienes consideran que debían obtener un ajuste al menos del 11,56%, tal como preveía la suspendida ley de movilidad sancionada por el Congreso en 2017.

   En el gobierno entienden que esa embestida se frenará, entre otras razones, bajo el argumento de que la suspensión de dicha ley impulsada por el macrismo se logró con otra ley aprobada en el Congreso, durante el tratamiento de las normas de emergencia en diciembre último.

   En este marco, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, admitió que la Casa Rosada no descarta analizar una suba de la edad jubilatoria.