Cuando una situación de crisis hace renacer el trabajo solidario de toda una comunidad

Cuando una situación de crisis hace renacer el trabajo solidario de toda una comunidad

En un contexto de crisis como el que hoy le toca atravesar al mundo, las acciones solidarias comienzan a multiplicarse. Porque son muchas las personas que, naturalmente, sienten el sano impulso de ayudar y realizar su aporte en momentos de mucho riesgo y en el que la necesidad es demasiada, principalmente para las personas de menores recursos.
Y Trenque Lauquen, desde hace años, se ha caracterizado por ser una comunidad solidaria. Ante cada situación adversa, siempre suele aparecer una mano tendida para ayudar a aquél que lo necesita. En tanto, cuando la pandemia de coronavirus comenzó a ser un riesgo importante no sólo para el mundo sino también para la Argentina y, más precisamente, para Trenque Lauquen, fueron muchas las instituciones y vecinos que decidieron realizar acciones solidarias.
La Opinión tomó contacto con varios de los representantes de algunas de estas entidades y agrupaciones que realizan esta loable labor en la ciudad y en todo el distrito. Ellos contaron de qué manera se encuentran trabajando en una coyuntura sumamente adversa y muy preocupante, y qué es lo que perciben.

n Cáritas y Municipalidad
En primer lugar, cabe destacar que en estos días la Municipalidad de Trenque Lauquen, además de la tarea esencial que se encuentra realizando en materia de prevención para evitar la propagación del virus Covid-19, está hoy colaborando con Cáritas Trenque Lauquen en la entrega de bolsones de mercadería a las familias que asiste la institución. En este sentido, hay que decir que el último martes se repartieron en forma domiciliaria los 30 semanales del total de 150 mensuales y la semana que viene se hará lo mismo con otros 30 beneficiarios, en el marco de un trabajo conjunto diseñado para llegar a los hogares en este contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio que se extenderá hasta el próximo domingo, según lo dispuesto hasta el momento. Asimismo, ayer también se colaboró con Cáritas, pero esta vez en la distribución de 30 viandas calientes.
Para la entrega de los bolsones en los distintos domicilios se utilizaron dos camionetas municipales, una proporcionada por la Dirección de Higiene y Espacios Verdes, y la otra perteneciente al área de Deportes, y se contó con la colaboración de profesores de Educación Física, quienes se organizaron de a dos para acercar la mercadería a las familias que mensualmente reciben esta ayuda alimentaria.
Según informó la directora de Asuntos Comunitarios, Mariana Singlar, “Cáritas tiene un listado de 150 familias y el reparto de los bolsones se realiza de a 30 en forma semanal, los primeros se entregaron ahora y la semana próxima se entregará otra tanda de 30 hasta cubrir el total”.
De este modo se pudo llegar a los domicilios de las familias que están necesitando esta ayuda alimentaria y que antes del aislamiento retiraban los bolsones de la sede de la entidad.
Además la Comuna entrega otros bolsones mensuales de mercadería. Son unos 650 organizados por Desarrollo Humano y un equipo de personal municipal y de vecinos anotados en el Registro de Voluntarios. Esto se suma a las viandas y ayuda alimentaria que se distribuyen en forma diaria entre las familias de los asistentes a Casa del Niño, Centro de Día, Jardines Maternales y otros vecinos.

n Consejo Escolar
Por su parte, la presidente del Consejo Escolar, Cecilia Bassani, también explicó a este medio de qué manera se encuentran trabajando sus integrantes en este momento sumamente particular. “Durante el mes de abril, Consejo Escolar llegó a entregar alrededor de 2 mil bolsones de mercadería. A pesar de toda esta situación que estamos atravesando, es un placer ver el compromiso que asumieron nuestros empleados administrativos quienes, sin tener la obligación de tener que estar trabajando, cada vez que los convocamos se presentan en la institución. Nosotros estamos recibiendo alguna mercadería bien a granel en bolsones de 5kg, como puede ser leche, té y arroz”, dijo.
Bassani comentó la metodología de trabajo. “Arrancamos muy temprano a la mañana y comenzamos a armar los pedidos para las diferentes escuelas. Hay escuelas a las cuales se les lleva de 100 a 135 bolsones. Los chicos van armando todos los stocks, escuela por escuela. De esta labor han participado vecinos que se han sumado a nuestro trabajo voluntariamente y también algunos dirigentes políticos. Algunos de nuestros proveedores, así como nuestro techista y nuestro gasista, que en este momento no están trabajando, también han puesto las camionetas a disposición nuestra y, en el transcurso de la mañana del último miércoles, la verdad que hicimos un trabajo récord. En dos horas y media llegamos a entregar aproximadamente unos 750 bolsones. Nuestro personal lo iba subiendo a las camionetas y en cada una de las instituciones que ya estaban notificadas que llegaba la mercadería había auxiliares del programa PIEDAS (Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares Suplentes) que es un programa nuevo del gobierno, ayudando a directivos, preceptores y auxiliares ya estables de planta a bajar las mercaderías”, detalló, añadiendo: “Luego, el personal que quedaba trabajando en las instituciones educativas dividía la mercadería y los papás con las bolsas que usamos para los supermercados, esas de tela, pasaban a buscar lo que le correspondía a su bolsón”.
Por último, Bassani comentó: “Venimos trabajando intensamente desde el mes de marzo antes de que se decretara la cuarentena total porque nosotros optamos por entregar mercadería a los alumnos y que no estén concurriendo a los comedores. Hoy, la totalidad de las escuelas del distrito, tengan o no tengan comedor, están recibiendo una ayuda por cada alumno por parte de Consejo Escolar. Aquellos papás que estén necesitando colaboración se tienen que acercar a las escuelas en la que sus hijos participan. Si hay una familia que tiene más de un alumno escolarizado (por ejemplo, un papá que tiene un alumno en Jardín y uno en Primaria) en las dos instituciones debe pedir mercadería porque le corresponden dos bolsones”.

n Malón MC
Eduardo Suárez, integrante de la agrupación Malón MC, también contó a La Opinión cuál es la tarea solidaria que sus integrantes están realizando por estos días. “Con Malón estamos cocinando para los que necesitan. Alrededor de 300 viandas entregamos el fin de semana pasado. Seguimos cuidándonos y ayudando al que nos necesita y seguimos incorporando gente en emergencia. Es muy duro, pero entre todo el grupo se hace una evaluación de la familia que solicita la vianda y se decide a quién llevarle. Siempre hay prioridad para abuelos y niños. Estamos muy contentos con los logros”, dijo Suárez antes de enviar un cálido agradecimiento a las personas que brindan su ayuda para que todo esto pueda ser realizado.
Asimismo, el vecino consultado informó que “este viernes (por hoy) se va a estar haciendo arroz con pollo. Y el sábado, canelones”. “Vamos a trabajar en el Club. Para ello vamos a necesitar: arroz, pollo, cebolla, zanahoria, salsa. Para los canelones: las tapas. El que sepa hacer y quiera colaborar con una docena o con acelga, paté, cebolla y zanahoria, puede hacerlo”, contó al tiempo que recordó que, todo aquél que quiera ayudar puede “ir confirmando para ir organizando y saber qué pedirles a las demás personas”, marcando que él puede pasar a retirar los aportes o los que pueden lo alcanzan a Salta 1165.

n Sindicatos
En tanto, hay que señalar que la comunidad docente en Trenque Lauquen también se puso al hombro una gran tarea en el distrito y comenzó una colecta que busca ampliar la ayuda brindada por el Municipio. Udocba es uno de los sindicatos que reúne los alimentos con la colaboración de distintas organizaciones sindicales y sociales quienes se sumaron a esta colecta para ampliar la cantidad de comida, a lo que se sumó ropa y muebles para llevar a las casas de alumnos con necesidades imperiosas.
En este marco, María José André, secretaria general de Udocba delegación Trenque Lauquen, afirmó que el sindicato no fue convocado por el gobierno local al Comité de Crisis en el que se estudió la problemática de la zona. “Nos hubiera gustado poder participar. Nosotros sabemos la realidad de nuestros alumnos, cosa que muchos funcionarios desconocen. Es triste tener que mendigar alimentos para nuestros alumnos cuando sabemos que están bajando desde la Provincia. Es evidente que a nivel distrital los filtros políticos siguen estando”, manifestó.

n Viandas y ropa
Cecilia Rossi es integrante del merendero Corazón Contento. “Pertenecemos a la agrupación Barrios de Pie. Estamos funcionado en la ciudad desde el 2 de diciembre del año 2018, recibimos mercadería por parte de este movimiento y lo demás lo conseguimos con la ayuda de la gente que nos dona carne, verduras y frutas”, señaló la vecina, detallando: “A partir de la propagación de la pandemia y las medidas de prevención tomadas en el país y en la ciudad, estamos trabajando con el modo viandas. Nosotros asistimos a los niños con menos recursos, pero ahora también, en esta última época, se ha sumado mucha gente adulta y hemos sumado varias familias a las cuales asistimos. Empezamos trabajando sábado y domingo, pero también empezamos a funcionar dos veces en el resto de la semana. El miércoles fue el primer día que empezamos a funcionar y el jueves (por ayer) asistimos a los adultos mayores. Así que en total van a ser cuatro los servicios semanales: sábados, domingos, miércoles y jueves”.
Además la entrevistada comentó: “Estamos en una campaña de colectar alimentos no perecederos, ayudando a los niños con mercadería para que puedan sustentarse en la semana. Nosotros les preparamos viandas de merienda con leche, facturas o galletitas, les damos el almuerzo a los niños y también en nuestro vehículo particular nos hacemos presentes en sus domicilios y les entregamos las viandas. Hemos sumado gente adulta que no tiene nada y está pasando una muy mala situación. Estamos asistiendo a más de 100 personas, por eso hay momentos en que estamos con la mercadería justa y a veces no alcanza. Queremos agradecer a la gente de Trenque Lauquen que siempre está tendiendo una mano y colaborando. También estamos con la campaña del abrigo porque hay muchos niños que no tienen el abrigo adecuado para transitar el invierno. No tienen calefacción o tienen ventanas sin vidrios. También tenemos un roperito abierto a la comunidad para la gente que lo necesita. Estamos trabajando todos los días para poder ayudar a los que menos recursos tienen”.

n Libros
La Biblioteca Pública Rivadavia también se encuentra por estos días realizando una tarea solidaria. En adhesión al Día Mundial del Libro y Derecho del Autor, que fue conmemorado ayer, la centenaria institución realizó la donación de libros infantiles, manuales y revistas al merendero Corazón Contento para que lleguen a las familias a las que asisten con sus viandas.

n En el Fonavi
Karina Heim es la responsable del comedor comunitario que funciona en el Barrio Villegas (Fonavi). Desde hace tiempo, ella realiza un trabajo solidario que crece al mismo ritmo que las necesidades de parte de la comunidad. “Hacemos, por fin de semana, alrededor de 650 viandas aunque muchas veces no nos alcanzan. Nos manejamos con el grupo de chicas, somos unas 30 que vamos rotando para no amontonarnos. Cocinamos lo que tenemos y lo que conseguimos. Luego envasamos y entregamos. Y estamos realizando el reparto con el Municipio. Las viandas las hacemos nosotros y el Municipio nos ayuda con el traslado”, comentó la vecina quien, también, recolecta ropa de invierno para ser entregada a aquellos que la requieren con más urgencia.

n En familia
Franco Marino es un vecino que, desde el inicio de la cuarentena, comenzó a entregar viandas de alimentos a familias que no están atravesando un buen momento económico. Él informó a este medio que, gracias al aporte solidario de gran parte de la comunidad, se logró brindar ayuda a 200 vecinos de la ciudad con el trabajo de su familia y otros colaboradores de por medio.
Franco indicó: “Terminamos nuestro segundo recorrido por las 200 familias, repartiendo en sus inicios viandas de comida, que se transformaron en bolsas con alimentos”.
A continuación, agradeció a quienes, desde el principio, hicieron posible llevar a cabo esta tarea solidaria a través de la cual se acercó ayuda a dos centenares de familias locales. “Agradezco a mi familia que me bancó durante este período armando las bolsas, organizando la lista de familias y por permitir que el comedor de nuestro hogar se convierta en el depósito de mercadería de todo este gran proyecto”, destacó. Además, hizo extensiva su gratitud a los medios de comunicación y “a todas las empresas locales y ciudadanos que donaron o aportaron su granito de arena”.
Por último, no se olvidó de quienes trabajaron codo a codo junto a él para que el proyecto se haga realidad: “Agradezco también al gran equipo humano que me acompañó desde el primer día hasta el último, golpeando puertas y recorriendo barrios”, expresó el vecino.

n Donación
Por último, ayer se conoció la noticia de que el Municipio recibió huna importante donación de la empresa La Anónima consistente en productos de primera necesidad a destinarse para reforzar la ayuda alimentaria que se brinda a familias del distrito a través de las viandas y módulos alimenticios, por una suma total de 494.567,76 pesos