Crece el autocine en tiempos de coronavirus

Crece el autocine en tiempos de coronavirus

Dos autocines comienzan a funcionar este fin de semana, uno en la ciudad bonaerense de La Plata y otro en el barrio porteño de Núñez, y y varios otros se sumarán en las próximas semanas para ampliar la creciente oferta que la gran pantalla puede darle a los fans del séptimo arte en tiempos de pandemia y aislamiento social.
El formato, que parecía casi extinto y circunscripto a unas pocas experiencias puntuales, o a su retrato nostálgico en legendarias películas ambientadas en los ’50 estadounidenses como «Grease» o «American Graffitti», ganó un fuerte impulso como alternativa de entretenimiento seguro en épocas difíciles.
Con cientos de salas cerradas en todo el planeta, rápidamente comenzaron a aparecer opciones para que el público pudiera seguir en contacto con el cine, ya sea con la proyección en edificios para ver desde el balcón (como en Berlín) o la novedosa alternativa de cine flotante, para ver en botes en el lago de un parque (en Tel Aviv).
En ese contexto, por la distancia que propone a los espectadores y el confinamiento del grupo familiar dentro del vehículo, la vuelta del clásico del autocine resulta un modelo ideal.
Con varias funciones diarias y bajo estrictos protocolos de seguridad sanitaria, los nuevos autocines se suman a otros que ya habían iniciado funciones en Bella Vista, San Isidro o Hurlingham -en este último caso impulsado por los Bomberos Voluntarios de la localidad-.
El que funcionaba en la localidad de Escobar, en tanto, se transformará en autoteatro, explicaron fuentes oficiales.

(Télam).