Coronavirus, maratón a largo plazo

Coronavirus, maratón a largo plazo

Guía para ayudar a llevar la situación

Como profesional de la salud, y considerando la desinformación que existe, he decidido redactar una guía con la intención de ayudarlos a llevar esta situación de crisis.
Es importante considerar algunas ¨respuestas esperadas ante situaciones inesperadas¨ (sintomatología esperable, “en este caso ante una pandemia”):
* Síntomas físicos, dolor de cabeza, sensación de agotamiento, perdida o aumento de apetito, achaques, etc.
* Decaimiento de ánimo, llanto, tristeza, ansiedad, miedo. Temer que algo horrible va a ocurrir, insomnio, pesadillas, irritabilidad, enfado, culpa, vergüenza, estar confuso, estar encerrado en si mismo o muy inquieto, desorientación.
Estas respuestas esperadas son situaciones de tipo ¨vital¨, es normal que, en momentos de crisis, aislamiento, incertidumbre y temor, aparezcan.
Cuídese mucho en estos momentos….
* Pruebe y adapte estrategias útiles de respuesta como descansar y hacer pausas en los momentos de tareas rutinarias, alimentarse saludablemente y en cantidad suficiente, realizar actividad física.
* Trate de no adoptar estrategias de respuesta inadecuadas como el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas. A largo plazo, esto podría empeorar su bienestar mental y físico.
* Las estrategias que en otras ocasiones lo han ayudado a manejar el estrés pueden ser útiles también en este momento.
* De ser posible, mantenga la comunicación con los seres queridos. Los medios digitales ofrecen una buena manera de mantener el contacto.
* Comuníquese con personas de su confianza, colegas, familiares, amigos, para recibir apoyo social, es posible que ellos estén viviendo situaciones similares.
* Realizar actividades que le ayuden a relajarse (caminar, cantar, rezar, jugar con los niños, etc).
* Descansar lo suficiente, pero no dormir todo el día.
* No descuidar la higiene personal.
* Ayudar y reforzar las acciones positivas que las personas hacen en sus contextos habituales.
Para los niños:
Ayude a encontrar maneras positivas de expresar sus sentimientos, como el temor y la tristeza. Cada niño tiene su propia manera de expresar sus emociones. La participación en una actividad creativa, como jugar y dibujar, puede facilitar este proceso. Los niños se sienten aliviados si pueden expresar y comunicar sus sentimientos en un entorno seguro y de apoyo.
Hable sobre el COVID-19 con los niños y apóyese en información franca y adecuada para su edad (pueden solicitármela). Evite separar a los niños de las personas que viven. Los niños observan las comportamientos y las emociones de los adultos para buscar señales que les indiquen como manejar sus propias emociones en los momentos difíciles.
Para los adolescentes:
Ayudarles a realizar las tareas rutinarias. Escucharlos cuando expresen sus pensamientos y temores sin juzgarlos; esto es fundamental para el desarrollo de su adolescencia ya que están formando su propia identidad. Ponerle normas y expectativas claras. Ayudarlos a realizar las tareas de la escuela, ya que se encuentran con una modalidad distinta, en la que deben hacer trabajos solos. Pregúntales que peligros les acechan, hablar sobre como pueden evitar sufrir algún daño. Animarlos a ser útiles dándoles ocasiones de serlo.
Para los adultos mayores y/o personas con trastornos cognitivos:
Transmita datos sencillos acerca de lo que esta pasando y suministre información clara sobre la manera de reducir el riesgo de infección, en palabras que la persona pueda entender. Repita la información cada vez que sea necesario.
Las instrucciones deben comunicarse de manera clara, concisa, respetuosa y paciente. También puede resultarle útil transmitir información por escrito o por imágenes. Ayúdeles a practicar las medidas preventivas.
Para los que coordinan equipos:
Mantener una buena salud mental y lidiar con el estrés del personal durante la respuesta ayudara a que estén mejor preparados para cumplir sus funciones. Esta situación no va a desaparecer de la noche a la mañana. Es importante que las directivas sean claras y la información precisa. Mantener una comunicación de buena calidad.
Incluso en las situaciones de aislamiento, trate en lo posible de mantener sus rutinas personales diarias o cree otras nuevas. Si las autoridades de salud han recomendado limitar el contacto físico social para controlar la epidemia, puede seguir sus relaciones por medio del correo electrónico, redes sociales, videoconferencia y teléfono.
Recuerde que el equipo de salud puede ser uno de los sectores vulnerables, requiere espacios de contención: espacios para hablar de temores, expresar afectos, decir lo que sienten. Son personas que hoy más que nunca viven situaciones estresantes.
Debemos combatir el estigma, ya que esto dificulta la respuesta e impide que las personas comuniquen su malestar. Se trata de una situación única y sin precedentes.
Contacto: [email protected]

N. de la R: Florencia Zabala es hija de los nuevejulienses Rosana Gagliano y Daniel Zabala, radicados hace varios años en la ciudad de Luján. Es nieta de Ada Dolly Rossi y del recordado Roberto Zabala.