Conseguir “puchos” en Trenque Lauquen se convirtió hoy en toda una “misión imposible”

Conseguir “puchos” en Trenque Lauquen se convirtió hoy en toda una “misión imposible”

Lo que se venía insinuando desde hace más de una semana finalmente sucedió: es que ya no quedan kioscos donde los fumadores puedan conseguir un paquete de cigarrillos (ya no importa la marca) para satisfacer la ansiedad de los miles de vecinos adictos a este vicio.
Así fue que, durante la jornada del sábado, los pocos lugares donde todavía se conseguían “puchos” se vieron abarrotados de fumadores que sin importar el tiempo de espera, hicieron largas colas para adquirir al menos un atado de cigarros.
Lo mismo sucedió en la única tabaquería de Trenque Lauquen donde en hilera, cientos de trenquelauquenses esperaron por más de dos horas para comprar un poco de tabaco y armar sus propios “puchos” que les permitan transitar de la mejor manera esta cuarentena.
La desesperación de los fumadores tuvo su repercusión en las redes sociales donde, en distintos grupos, la principal consulta de los vecinos fue acerca de aquellos lugares donde poder comprar un paquete de cigarrillos.
La situación de escasez también dio lugar a bromas tales como una ficticia oferta de permuta de dos atados de puchos por un terreno o vivienda.

 Preocupación
La escasez de cigarrillos en toda la ciudad generó una ola de preocupación en los fumadores locales que en la jornada del sábado se volcaron de manera masiva a los comercios y kioscos donde aún quedaba algún paquete de “puchos” para adquirir. Así sucedió en el Maxi kiosco ubicado en Simini y Monferrand donde, durante toda la mañana del sábado y hasta pasadas las 14, cientos de vecinos esperaron en fila para adquirir a razón de uno por persona, un atado de cigarrillos. Sin embargo, y más allá del “racionamiento”, bastaron unas pocas horas para que dicho comercio se quedara sin stock.
Quienes nunca se imaginaron la situación fueron los propietarios de la tabaquería ubicada en calle San Martín al 300 donde la escasez de cigarrillos hizo que las ventas se multiplicaran exponencialmente. Y las largas filas de vecinos frente al pequeño local graficó de una manera más que elocuente lo que se vivió.

 Adelanto
Cabe recordar que hace precisamente una semana, diario La Opinión publicó una nota donde kiosqueros locales vaticinaban lo que finalmente sucedió y hoy ya es una confirmación.
En aquel momento, apenas siete días atrás, los primeros indicios de la escasez de “puchos” ya comenzaban a vislumbrarse aunque todavía no se había generalizado ya que en algunos comercios y despensas de barrio aún se podía conseguir un atado de cigarrillos.
En este punto, es importante señalar que la “crisis de abastecimiento” de cigarrillos se debe al aislamiento social, preventivo y obligatorio que no exceptuó a las tabacaleras que, según aseguran, actualmente no están produciendo y el stock se agotó.
Algunas versiones estiman que la reposición de stock podría comenzar a darse recién en el mes de junio, en tanto que otros especulan que se trata de una estrategia de las tabacaleras para justificar un incremento sustancial en los precios. Sea cual fuere la cuestión, la realidad indica que, al menos en nuestra ciudad, conseguir un cigarrillo es una “misión imposible”.