«Con la cuarentena quedó todo parado», dice el gasista Santiago Saccoccia

«Con la cuarentena quedó todo parado», dice el gasista Santiago Saccoccia

   El gasista Santiago Saccoccia le dijo esta noche a La Nueva. que «con la cuarentena quedó todo parado» y que, por eso, la Unión Federal de Instituciones de Instaladores de Gas, Sanitario y Afines le pidió un préstamo financiero al presidente Alberto Fernández.

   «Los gasistas estamos parados, ya con las primeras medidas de la semana anterior a la cuarentena Camuzzi dejó de atender personalizado, todo trámite había que dejarlo por buzón y consultas telefónicas y después pidieron que no solicitemos turnos para inspecciones», contó Saccoccia.

   La Unión Federal de Instituciones le pidió en los últimos días a Fernández un préstamo de $ 100.000 a cada instalador matriculado, con taza de 0 % a 36 meses, comenzando la devolución después de 90 días de levantado el aislamiento preventivo obligatorio.

   En la carta al presidente, aclaran que el Ingreso Familiar de Emergencia se le otorgó a «un sector reducido de nuestro amplio universo de instaladores, también debemos decirle que la gran mayoría de los Trabajadores Matriculados que representamos revisten desde la categoría ‘C’ y hasta la ‘H’ del monotributo, cuya actividad se ha paralizado debido a la disposición de aislamiento social preventivo y obligatorio».

   Saccocia dice que en el caso de su empresa familiar están «aguantando» y que la cuarentena los agarró sin empleados, pero que el pedido «está bueno, [porque] aquel que tiene empleados le tiene que pagar sueldo y cargas, que es más o menos lo mismo que el sueldo».