Con discurso más duro, Fernández y Kicillof lanzaron el plan de seguridad

Con discurso más duro, Fernández y Kicillof lanzaron el plan de seguridad

En medio de las críticas y los ruidos internos por el aumento de hechos de inseguridad y las  tomas de terrenos, el presidente Alberto Fernández prometió que será “implacable” contra el delito, que calificó como el tema “que más preocupa” al gobierno, al encabezar la presentación de un plan de seguridad para el Conurbano, junto al gobernador Axel Kicillof y los 24 intendentes de esos distritos.

La presentación del plan marcó un claro punto de inflexión en el discurso presidencial, que apareció mucho más duro frente a la cuestión del delito, en consonancia con la posición que ayer habían adoptado él mismo y Kicillof frente al fenómeno de las tomas de terrenos, a las que calificaron de delitos, en línea con lo que expresamente pidieron los intendentes del Conurbano.

El acto de hoy, además, el presidente desplegó una serie de señales políticas: no solo ubicó a los intendentes en la primera plana, también sumó al acto a representantes del asociaciones de víctimas de los delitos, y mostró juntos y en sintonía a los ministros de Seguridad nacional, Sabina Frederic y de la provincia, Sergio Berni, pero con un discurso mucho más cercano al que siempre sostuvo este último.

Como viene informando DIB, el lanzamiento se da al cabo de varios meses de preparativos –el primer plan integral de Seguridad bonaerense estaba previsto para el 25 de marzo pasado- y podría tener una especie de segundo capítulo, con anuncios específicos para el interior de la provincia. En este caso, la intervención directa de los alcaldes del conurbano en el diseño del plan expresó la centralidad de ese territorio en el plan anti delito del gobierno.

De hecho, aunque comenzó siendo diseñado por Berni en los primeros tiempos del gobierno de Kicillof, las puntadas finales de estos anuncios fueron puestas por Fernández, Kicillof, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y los diputados Sergio Massa –un veterano del discurso duro contra el crimen- y Máximo  Kichner, en dos reuniones realizadas en Olivos junto a un grupo de intendentes entre los que se contaron a Insuarralde, Espinoza, Ferraresi y Zabaleta.

“Desde el primer dia estamos viendo cómo tenemos que hacer para ayudar a Buenos Aires. En el Gran Buenos Aires se ha concentrado el problema mayor del delito. Es el tema que más nos preocupa, más allá de la pandemia”, de modo virtual asintieron la intendenta Mayra Mendoza (Quilmes, La Campora), Gustavo Menéndez (Merlo, PJ) y Gustavo Posse (San Isidro, Juntos por el Cambio).

“A los vivos les aviso que vamos a ser implacables con ellos. Con el código penal en la mano, pero vamos a ser implacables”, advirtió Fernández. También agregó que espera que “algún día la Justicia deje de ser selectiva y castigue a todos, porque el delito no es patrimonio de los pobres; es un mecanismo para estigmatizar la pobreza”. Y que “Cuando hablo de cambiar la Justicia también hablo de eso. No es buscar la impunidad de nadie; es buscar la sanción del que actuó mal”, una referencia a quienes vinculan la reforma judicial a Crisitna Fernández de Kicrhner, que por otra parte avaló todos los anuncios, como quedó demostrado por la presencia de parte de la plana mayor de La Campora en el  lanzamiento.

Kicillof, por su parte, dijo que “debemos dar seguridad a los ciudadanos para que puedan circular por las calles sin miedo, y que sepan que la Justicia aplicará las penas que correspondan”. Y aseguró que “los delitos ocurren en las sociedades más desiguales, y nosotros tenemos un deber con los últimos que son precisamente los que necesitan la oportunidad de salir de esos lugares”.

El gobernador aseguró que “el plan que se está anunciando hoy es uno de los más grandes de los que se tiene memoria” porque “hacía falta una enorme inversión para que la Policía de la Provincia pudiera recuperar su capacidad operativa. Hoy, nos estamos ocupando de la inseguridad para hacer una profunda transformación”.

“Hoy nos estamos ocupando de la seguridad, pero también de impulsar planes de vivienda y reactivación productiva en un trabajo mancomunado con los intendentes”, remarcó el gobernador y concluyó: “La política más importante que podemos implementar es la inclusión social a través de la producción y el trabajo”. (DIB) AL/JG/MCH