Boca, duro como cemento

Boca, duro como cemento
Como todos vamos a la fácil, y casi siempre por desconocimiento, imaginamos lo peor. Y lo peor, ganáramos o perdiéramos, era que iba a ser imposible ver al equipo en forma. Nos equivocamos.