Adrián Serra: “Me siento tocado por la varita mágica, no damos abasto con la cantidad de trabajo”

Adrián Serra: “Me siento tocado por la varita mágica, no damos abasto con la cantidad de trabajo”

Maderera Ez-Al-Ma es una de las empresas de Trenque Lauquen que, a pesar de la pandemia y el aislamiento como medida para prevenir la propagación del Covid-19, no ha detenido su trabajo. Adrián Serra, su titular, agradece a Dios poder trabajar de la manera en que lo hace en momentos en los que, en diferentes sectores de la industria, la situación está muy dura.

Él dialogó con La Opinión y brindó detalles de los distintos trabajos que hoy desarrolla junto a parte de su familia: Su mujer Ana, su hijo Héctor Ezequiel y su hija María Pía. También, repasó su historia como trabajador de distintos oficios.

“Esta empresa nació hace 10 años cuando comenzamos a trabajar el tema del corralón y empezamos a brindarle a la gente otra clase de servicios. Pero en lo que respecta a la alambrada, trabajé toda la vida, desde mis abuelos que eran alambradores. Luego siguió mi padre, mis tíos, yo, también mis cuñados y ahora mis hijos. Yo estoy desde hace más de 35 años en el rubro. Es lo que hice toda mi vida y ahora sigue en el negocio mi hijo”, dijo.

Serra no duda en afirmar que los distintos emprendimientos que encabeza han sido también una especie de escuela para muchos integrantes de su familia. “Por ejemplo, mi cuñado entró a trabajar conmigo cuando tenía 13 años y luego se largó solo. Estuvo 23 años conmigo. Se largó solo hace dos años y le va muy bien, gracias a Dios. Y su hermano continúa trabajando conmigo”. “También trabaja conmigo mi hijo haciendo alambrados y también en la cosecha. Cuando hay cosecha, un grupo nos vamos a la cosecha y otro continúa realizando el servicio de alambrado. El resto de los chicos que trabajan conmigo son como de la familia, prácticamente los he criado yo”, contó.

 Mucho movimiento

El entrevistado explicó que, desde su empresa, son muchos los servicios que se realizan: Alambrados, tranqueras, mangas, se venden postes, varillas, tablas, cepos, cargadores “y hacemos el servicio de mano de obra completo: tejido, corral, línea, cerco para molino, entre otros”.

Consultado sobre el movimiento actual, Adrián Serra contó: “Si yo tengo que ser realista debo decir que, en la situación que hoy estamos viviendo, me siento tocado con una barita mágica, no damos abasto, nos sobra cantidad de laburo. Tanto en venta de madera y mano de obra, todo marcha muy bien. Es una clientela grande la que uno tiene que, a pesar de la pandemia, la gente invierte, no sé si por miedo a que se dispare el dólar, pero invierte”.

No obstante, señaló que “el problema grande que hoy tenemos es que muchas veces no podemos cumplir con un servicio porque no tenemos materia prima. En este momento me encuentro sin postes de 2.40, maderas, tengo varias mangas vendidas para hacer y tendré material para hacer una. A veces la gente no lo quiere entender, pero en Trenque Lauquen estamos tocados por una barita mágica. Acá estamos en Fase 5 y por eso se puede continuar trabajando más o menos bien. Pero en los pueblos de afuera, sobre todo en provincias como Salta, Santiago del Estero y parte de Chaco, está todo parado. Uno manda a buscar producción para trabajar acá, van y están 15 días parados. Y luego traen poco. Está muy complicado en ese sentido. Pero en Trenque Lauquen, en mi caso, no he tenido problemas de trabajo, me dedico a cosechar y lo puedo hacer perfectamente. Pude ir a otros partidos a cosechar y en los pueblos hay protocolos como hay acá. Y con un permiso en lugares como Casbas que no te dejan entrar, te llevan la mercadería afuera. Y así se puede continuar”.

Agradecido

Serra comentó: “Sé muy bien que hay otros sectores, como el gastronómico, que están en la lona con todo esto que está pasando con la pandemia, pero en este rubro estamos bien. Estoy muy agradecido a Dios y a todos los santos, soy muy creyente. Pero trabajamos mucho, aparte de la cantidad de clientela que tenemos, yo no me quedo. Hoy vine de Junín con materiales. Ando por todos lados, en muchos lugares no te dejan entrar, pero te lo acercan afuera. Es muy buena atención”.

Respecto de la situación de pandemia y el perjuicio que la misma trajo a muchas actividades, expresó: “Estamos todos un poco cansados, pero contra esto no hay cansancio que valga, hay que agachar la cabeza y esperar a que todo esto pase”.

Empresa reconocida

Adrián Serra sabe muy bien que su empresa es reconocida no sólo en el distrito de Trenque Lauquen, sino también en muchas localidades de la zona y más allá también. “Nosotros hemos ido a todos lados, trabajamos mucho en distintas ciudades y provincias del país mandando alambrados. Además, con Internet se hace mucho más fácil llegar a otras ciudades. Pero no fui nunca de hacer mucha propaganda. Lo mío es mucho el boca a boca. La gente me conoce porque he hecho de todo y hace 34 años que me dedico a la alambrada. Nunca pedí nada nadie, lo único que pedí fue laburo, como me enseñaron mis padres”.

Nuevo local

Prontamente, Maderera Ez-Al-Ma estrenará nuevo local y, por fin, podrán dejar de alquilar. “Ya estamos echándole material adentro y calculo que, dentro de dos meses, vamos a poder utilizarlo. Es importante tener nuestro propio espacio”.

Por último, y consultado sobre cómo percibe que continuará el movimiento de aquí a fin de año, el comerciante afirmó: “Calculo que se va a continuar trabajando como hasta ahora que hay mucha cantidad de trabajo. A pesar de todo lo que pasa, la gente está entusiasmada. Por lo menos en el rubro nuestro, siempre hay laburo. De todas maneras, nunca me faltó el laburo. Soy una persona desafiante, soy de irme a buscar trabajo a algún lado y, hasta que no lo consigo, no me vengo. Muchos me dicen “no sé de dónde sacás fuerza para hacer todo lo que hacés. Y acá estamos, firmes”.