A tus amigos los elegís vos

A tus amigos los elegís vos
Cada vez que Maradona vuelca, todos los cañones le apuntan a su «entorno», como si él fuera alguien que se deja manejar.