Los carreros están en contra de la erradicación de la tracción a sangre

Locales 21 de junio de 2018 Por
Los ediles aprobaron una ordenanza que fue observada por el Ejecutivo y ahora está frenada en el cuerpo. Se preveía cambiarlos por los triciclos motorizados. Fuerte resistencia de los trabajadores.
1529551710988

Los carreros de San José de Metán se vienen oponiendo firmemente a que la tracción a sangre sea reemplazada por vehículos con combustible, como propone un proyecto de ordenanza aprobado por unanimidad por el Concejo Deliberante hace ya tres meses.

Estamos totalmente en contra porque los motocarros no tienen nada que ver con los carros que tiramos con caballos, porque no tienen capacidad de carga. No nos sirven para desarrollar nuestra tarea, nos van a perjudicar porque no vamos a poder trabajar", dijo José María García, un reconocido carrero metanense de la Villa San José, que desde hace 22 años se dedica a la actividad para mantener a su familia.

El trabajador dijo que con los triciclos no van a poder ingresar, por ejemplo, a las márgenes de los ríos, a buscar ripio o arena.

García circula con su carro numerado y empadronado por la Municipalidad y con sus animales bien alimentados y herrados en sus cuatro patas, como corresponde.

"Yo trabajo con dos o tres caballos, pero esos motocarros no nos van a servir. Todos estamos en contra de su implementación y se lo hicimos saber a los concejales ", señaló el vecino.

Pueden ser hasta 80

"En San José de Metán hay unos 35 carreros matriculados, pero circulan unos 80 haciendo fletes y otras actividades para sobrevivir. Estamos viviendo momentos muy difíciles. De dónde vamos a sacar plata para pagar esos vehículos y para ponerles combustible, con lo caro que está la nafta. Es imposible para nosotros", destacó García.

"En mi caso yo le doy alfalfa y maíz a mis caballos y están bien cuidados y herrados. Otros no lo hacen y por eso hay problemas. Además, no todos tiramos escombros y basura donde no corresponde. Yo hago mi trabajo bien, respeto las normas y no contamino", remarcó García.

Por otra parte, el intendente, Fernando Romeri, ya recibió las inquietudes de los carreros y devolvió la ordenanza enviada por el legislativo con varias observaciones a la norma.

Pero extraoficialmente se supo que en caso de que Deliberante insista podría vetarla, para que no sea implementada.

La cuestionada iniciativa

El Concejo Deliberante aprobó, en marzo pasado, por unanimidad un proyecto para que los carros tirados por equinos sean reemplazados por vehículos con combustible, como triciclos o zoótropos.

El proyecto fue presentado por el concejal Raúl Moya. La iniciativa señala hechos lamentables ocurridos en la vía pública, como por ejemplo, cuando un caballo que tiraba un carro se desplomó enfermo, lo cual causó indignación en la población.

"El maltrato animal y la tracción a sangre van de la mano, siendo motivo de muchas manifestaciones y protestas de organizaciones sociales que defienden los derechos de los animales y de proteccionistas que luchan contra la violencia hacia éstos", destacó Moya en el proyecto.

Se calcula que en San José de Metán hay unos treinta carreros matriculados por la comuna, que se dedican a hacer fletes para el traslado de basura, escombros y otros elementos, entre otras actividades. Pero como dijo García, hay más.

"En febrero del 2016 se realizó una reunión en la Sala de la Democracia, en nuestra institución, con grupos proteccionistas que plantearon la problemática de la tracción a sangre y los caballos que deambulan a la deriva por la ciudad. La complejidad de la práctica de la tracción a sangre involucra asuntos no solo vinculados con la protección animal, sino también con la inclusión social, la dignidad de los trabajadores, el trabajo infantil, la movilidad y seguridad vial, entre otros aspectos fundamentales", detalló el edil.

La iniciativa señala que es necesario promover la dignidad laboral de las personas cuya fuente de trabajo se traduce en actividades de recolección, separación y acopio de residuos para su posterior venta.

Actividad tradicional

Los carros forman parte de la historia y tradición de la localidad del sur provincial.

"Culturalmente esta práctica acarrea la participación de menores en el trabajo familiar para contribuir al ingreso económico, contrariando de esta manera a la Declaración Universal de los Derechos del Niño declarada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1989 y que adquiere rango constitucional con la reforma de 1994", remarcó Moya.

El proyecto ordena instituir un programa de reemplazo de vehículos de tracción a sangre, el cual tendrá como objetivo erradicar el uso de animales para tiro de vehículos en el ejido municipal de San José de Metán.

Situación en Salta

En la capital provincial hubo el año pasado una gran discusión por el mismo tema hasta que algunos carreros fueron dejando sus caballos y carros en la Municipalidad y aceptando los zoótropos. Estos vehículos, como las viejas motocargas, no tienen tanta capacidad, pero hacen muy bien el trabajo de fruteros o verduleros o quienes acarrean materiales de cualquier tipo.
La discusión se zanjó cuando de los más de 200 que los trabajadores aseguraban que había en actividad, nunca se pudo empadronar a más de 80, lo que decantó a favor de los proteccionistas. 
 

FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar