Dos turistas chilenos podrían ser ahorcados en Malasia

Cosas que pasan... 03 de mayo de 2018 Por
Los jóvenes están detenidos desde hace siete meses, acusados de homicidio. El juicio es el 29 de mayo. Si no rebajan las imputaciones, serán condenados a pena de muerte.
5aeaec7e880bc_735_415!

Dos jóvenes chilenos están detenidos desde hace siete meses en una prisión de Kuala Lumpur, Malasia, y arriesgan ir a la horca tras un confuso incidente.

Fernando Candia y Felipe Osiadacz quedaron involucrados en un hecho que terminó con un homicidio cuando visitaban el país como turistas.

Según sus familiares, ambos amigos se encontraban en una paradisíaca playa cuando un hombre los empezó a hostigar, lanzándoles golpes y amenazas. Los chilenos lo redujeron y lo tomaron por el cuello, para luego caer y morir en el lugar.

Los medios chilenos informaron que el padre de Felipe, Fernando, pidió a Cancillería que intervenga por los dos jóvenes lo antes posible, especialmente antes que se desarrolle el juicio en su contra.

Según publica La Tercera de Chile, el juicio será el 29 de mayo y de no rebajar los cargos, podrían ser condenados a pena de muerte.

Hasta el momento las cartas de apelación que enviadas por la abogada defensora fueron rechazadas.

"Es esencial contar con todo el apoyo que el Estado de Chile nos pueda brindar para evitar que mi hijo y su amigo Fernando Candia sean condenados a la horca por un lamentablemente accidente, en el que claramente ellos no tenían intención de matar a nadie", indicó el padre.

1525350191448

El país de las detenciones arbitrarias

No es la primera vez que el gobierno presidido por el primer ministro, Najib Tun Razak, está bajo la lupa de organizaciones internacionales, ya que en el país asiático son comunes las detenciones arbitrarias en un denominado “Estado Policial”.

“La libertad de expresión y de asamblea está bajo ataque debido a la existencia de leyes amplias y vagas que el gobierno puede utilizar para arrestar, investigar y enviar a prisión a sus críticos”, indican desde la Organización Internacional de Derechos Humanos.

La justicia de Malasia, país que mantiene la pena de muerte, condenó en 2016 a la horca al boliviano Víctor Eduardo Parada, de 30 años, tras ser detenido por tráfico de drogas.

FUENTE La Tercera de Chile

Te puede interesar