El mundo contra el cambio climático

Spacio al Saber 26 de marzo de 2018 Por
Los edificios emblemáticos “se apagaron" contra el cambio climático. Fue durante 60 minutos en miles de ciudades de 187 países, para alertar sobre el mayor problema ambiental.
43639-el-mundo-contra-el-cambio-climatico

La Hora de Planeta volvió a unir a millones de personas del mundo para mostrar el compromiso con el medio ambiente. Organizada por la Organización Mundial de Conservación (WWF), la Hora del Planeta es la mayor campaña mundial de concientización, que consiste en apagar las luces durante una hora para demostrar que los gobiernos, las empresas y las personas en general pueden unirse para frenar el cambio climático.

De 20.30 a 21.30, millones de personas de 187 países apagaron ayer sus luces. Los edificios más emblemáticos del mundo quedaron a oscuras, como el Coliseo de Roma, la Torre Eiffel de París, la Opera de Sídney, el City Hall de Londres y el Empire State de Nueva York. También las torres Petronas de Kuala Lumpur, la torre Burj Khalifa de Dubái, la Acrópolis de Atenas y la basílica de San Pedro en Roma, entre muchos otros.

En la Ciudad de Buenos Aires se apagaron el Obelisco, el Monumento a los Españoles, la Pirámide de Mayo, la Torre Monumental, el Monumento a los Dos Congresos, el Puente de la Mujer, la Floralis Genérica, el Arco del Barrio Chino, el Planetario y la Usina del arte.

En Argentina, donde la campaña está coordinada por la Fundación Vida Silvestre, durante La Hora del Planeta más de 20 municipios de siete provincias apagaron las luces de sus edificios más emblemáticos. Entre ellas la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 9 de Julio, Bahía Blanca, Las Flores, Junín, Ituzaingó, Miramar, Pellegrini, Pergamino, San Isidro, Tandil, Tigre, Tres Arroyos (Buenos Aires); Gualeguaychú (Entre Ríos); San Salvador de Jujuy (Jujuy); Godoy Cruz (Mendoza); Ciudad de Neuquén (Neuquén); Ciudad de Salta (Salta); Rosario, Totoras, (Santa Fe).

¿Dónde nació la Hora del Planeta?

La iniciativa nació once años atrás, en Sídney, como una acción simbólica para llamar la atención sobre el problema ambiental más importante al que se enfrenta la humanidad: el cambio climático. Apagar las luces de hogares, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora fue la sencilla acción que después articularía un creciente movimiento mundial por el Planeta.

Desde entonces, miles de ciudades de países de todos los continentes, incluyendo la Antártida, apagan sus luces; más de 1.300 monumentos y edificios emblemáticos se oscurecen. Este año la campaña buscó que nos conectemos con la Naturaleza.

 Fuente de la Información: Clarin

Te puede interesar