RUTAS PELIGROSAS: 9/34, la ruta que desvela a los salteños y al Gobierno nacional

Provinciales 05 de marzo de 2018 Por
El Plan Belgrano la destaca como una de las más peligrosas del país.Sin embargo, las obras para convertirla en una vía segura se dilatan.
42853-934-la-ruta-que-desvela-a-los-saltenios-y-al-gobierno-nacional

"La vida es lo más importante que tenemos y nos estamos matando en accidentes en las rutas y en las calles de todo el país. El año pasado murieron 5.000 personas que no tenían que morir. Es una tragedia nacional. Tenemos que trabajar juntos para bajar esta cifra", dijo el presidente Mauricio Macri durante la Asamblea Legislativa que dejó inaugurado el período de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional el jueves último.

En el norte del país los salteños saben bien a qué se refiere el mandatario nacional cuando habla de tragedias en las rutas, ya que la 9/34, que atraviesa a la provincia, se cobra decenas de vidas cada año. Muertes absurdas que podrían evitarse con una nueva traza que todavía se demora.

El Plan Belgrano, recientemente relanzado justamente en Salta, cuenta a este tramo de ruta entre sus prioridades para 2018, pero antes debe resolver el conflicto con parte de los vecinos y comerciantes de las ciudades de Metán y General Gü혖emes, por donde atraviesa la ruta, que se oponen al cambio del recorrido propuesto, y conseguir los fondos para las obras.

Las muertes por accidentes, que son la principal causa de deceso de los jóvenes de 15 a 34 años y que para el Presidente son "una tragedia nacional" pasan, en Metán y G혖üemes, a ser un dato que contrasta con otras pérdidas, en este caso económicas, que sufriría un sector de los comerciantes de esas ciudades ante un cambio de la traza que evite que la ruta atraviese el ejido urbano y la vida de sus habitantes.

"Reducir drásticamente la siniestralidad vial en las rutas troncales" es uno de los objetivos del Plan Belgrano en Salta. El programa nacional destaca que "Salta es la provincia más grande de la región NOA" y que "tiene una geografía sumamente diversa y una matriz productiva rica y extensa que está articulada en torno a dos grandes rutas troncales: las rutas nacionales 9 y 34, más otras tres que las alimentan, las rutas nacionales 16, 51 y 81".

El diagnóstico del Plan Belgrano, difundido por la Nación en Salta esta semana, indica que la RN 9 en la provincia recorre las localidades de Rosario de la Frontera, Metán, General G혖üemes y Salta y que, a su vez, vincula nueve provincias atravesando las tres ciudades con mayor cantidad de habitantes del país: Buenos Aires, Córdoba y Rosario.

En un trecho de 125 kilómetros se superpone con la RN 34. De este tramo, 89 kilómetros son de cuatro trochas muy angostas, que sirven para descongestionar, pero que no dejan de ser inseguras. Los restantes 34 kilómetros entre Metán y Rosario de la Frontera son uno de los tramos más peligrosos de todo el país.

Durante una entrevista con el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, El Tribuno quiso saber por qué se demoran las obras en la ruta 9/34 en el tramo de Salta, situación que fue negada insistentemente por el funcionario, quien aseguraba que las obras sí se habían iniciado, aunque luego aclaró que esperaban poder licitarlas en junio próximo.

Tras la entrevista, fuentes calificadas del despacho de Peña enviaron a este diario un pormenorizado detalle de las obras en marcha y las proyectadas. Respecto de la 9/34 indicaron que "en Salta viene demorada porque movimientos sociales y vecinos, entre otros actores, se opusieron al proyecto". Se informó además que "Vialidad organizó una reunión con todos los actores para pensar juntos un proyecto" que sea aceptado por todos y afirmaron que "estamos avanzando en el mismo".

"Nuestro objetivo es que la obra se licite a mitad de año a más tardar, y arranque a fines de este año o principios del que viene", completaron.

En el marco del Plan Belgrano, la Nación proyecta la construcción de rutas nuevas y obras que mejoran las rutas hacia la categoría de Especial, Ruta Segura, Duplicación (autovía), pavimentación y repavimentación.

Entre los proyectos figuran el de la ruta nacional 34 "autopista desde Rosario de la Frontera hasta acceso a Salta". La obra implica la adecuación de autovía a autopista, rectificación de curvas, ensanche de calzada, construcción de distribuidores a distinto nivel y colectoras en la intersección con ruta nacional 16 hasta intersección con ruta nacional 9. Se trata de un tramo de 70 kilómetros con un presupuesto estimado en 3.696 millones de pesos que generarían 150 empleos. Se prevé la licitación de la obra para mediados de este año y que los trabajos se inicien en diciembre y se extiendan hasta mayo de 2021.

Otra etapa del proyecto, que también genera polémica, es la "autopista acceso a Salta hasta San Pedro de Jujuy", que incluye la construcción de autopista semiurbana en traza nueva (variante a ruta 34 en General Gü혖emes), en la intersección con ruta 9 hasta el límite con Jujuy. Se trata de una obra de 20 kilómetros con un presupuesto estimado en 1.300 millones de pesos y la generación de 122 empleos.

Pero antes de poder avanzar, Nación necesita lograr consenso en las ciudades afectadas por estas obras. En el tramo jujeño de la ruta nacional 9/34 las obras ya se iniciaron y avanzan a buen ritmo aunque, además de no haber tenido problemas con vecinos, estos trabajos cuentan con recursos genuinos de la Nación para financiar las tareas, mientras que los tramos de Salta se financiarán con el esquema de Participación Público Privada (PPP), un régimen para fomentar la inversión de empresas privadas para financiar obras de infraestructura de gran envergadura en sociedad con el Estado, con lo cual también se depende de conseguir los inversionistas para ejecutar el trabajo.

“Se necesita más seguridad”

Sobre las obras necesarias en el tramo salteño de la ruta 9/34, Juan Carlos Sauma, del Observatorio Vial Salvemos Vidas, consideró que “la infraestructura que se quiere aplicar en las trazas de la nueva autopista condice con la necesidad de actualizar la fase técnica de la circulación”.

“Esto es porque no se puede seguir circulando por la ruta como hace cincuenta años, ya que la evolución en la forma de transportarnos demostró que se necesita mejor rodamiento, más seguridad y menos margen de error para los conductores”, agregó.

Finalmente, afirmó: “Sabemos que la obra en sí misma no va a garantizar inmediatamente que dejen de morir tantas personas pero, como una parte fundamental de la seguridad vial, ayudará y de alguna manera obligará a los conductores a circular de forma más eficiente, segura y cuidada. Además, ellos mismos comprobarán que cuanto más respeten las normas más básicas podrán desplazarse de mejor manera”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Salvemos Vidas, Carlos Sauma, explicó que “no se pueden ignorar las estadísticas, claras y muy bien registradas por especialistas de la Policía. Y tampoco se puede pasar por alto la opinión de todos los involucrados, pero consideramos que los intereses económicos no pueden anteponerse jamás a la protección de la vida”.

“Hay claros ejemplos de ciudades donde se evolucionó en la construcción de autopistas y se sacó la ruta de la traza urbana. En su momento también hubo muchas quejas y planteos, pero la realidad refutó las especulaciones”, admitió y expuso que “en Rosario de la Frontera el trabajo económico permitió que la ciudad siga evolucionando y bajen las estadísticas de muertes. En Posadas, Misiones, el nuevo trazado terminó beneficiando más de lo esperado al desarrollo económico y de uso de suelo, potenciando al turismo y la conexión eficiente”.

 Fuente de la Información: El Tribuno

Te puede interesar