Las razones por las que debés incluir el espárrago en tu alimentación

Salud y Bienestar 21 de febrero de 2018 Por
Los espárragos son una verdura que no goza de mucha popularidad, pero cuyas bondades es importante conocer. Los espárragos no son sólo deliciosos sino también están llenos de nutrientes. ¿Quieres más razones para comerlos?
images (1)

Se trata de una planta muy completa que deberías incluir en tu alimentación, puesto que sirven tanto como complemento de algunas comidas o ingrediente principal.

Según la forma de cultivarlos hay dos clases: blancos (germinan bajo tierra hasta su recolección) y verdes (crecen al aire libre). La diferencia es que los primeros son menos ricos en vitaminas y al tenderse a consumir en conserva, la pérdida vitamínica es aún mayor.

Los espárragos ofrecen muchas propiedades beneficiosas para la salud. Para empezar, son muy bajos en calorías porque el 92% de su peso es agua, por esa razón tiene un efecto diurético. Es un gran aliado para las personas que retienen líquidos o aquellas que quieran depurar el organismo.

Diversos estudios corroboraron que esta planta puede ayudar a prevenir y tratar las infecciones del tracto urinario y piedras en el riñón. Del mismo modo, como son una fuente de fibra, su consumo favorece el tránsito intestinal y contribuyen a la saciedad, dos factores claves si querés reducir o mantener tu peso.

Además, los espárragos son una fuente rica en ácido fólico, una vitamina hidrosoluble, es decir, que las cantidades sobrantes de la misma son eliminadas por el cuerpo a través de la orina. Como no puede ser almacenada, debe incorporarse diariamente a través de una alimentación balanceada y equilibrada. El folato también protege al ADN de posibles daños y por eso se lo recomienda a mujeres embarazadas o que buscar ser mamás.

Otros dos elementos a destacar son los betacarotenos y luteína, esto le aporta un efecto antioxidante y reforzante del sistema inmune. Se cree que esta planta podría prevenir algunos tipos de cáncer, en particular el de colon.

Como no tiene sodio natural, no genera hinchazón durante el síndrome premenstrual. Tampoco contiene nada de grasa ni colesterol.

Están llenos de nutrientes

Los espárragos contienen fibra y una serie de vitaminas vitales para el cuerpo: vitamina A, C, E y K. Tambien contienen cromo, el cual potencia la acción de la insulina para eliminar la glucosa de la sangre y ayuda al correcto procesamiento de proteínas, carbohidratos y grasas.

 Actúan como diurético

Este vegetal también ayuda a que tu cuerpo libere el exceso de sales y toxinas por medio de la orina, lo que evitará la hinchazón y otros malestares.

 Te ayudan a perder peso

Aportan sólo 20 calorías por 100 gramos y ayudan a que tengas sensación de saciedad mucho más rápido, por lo que son los snacks ideales.

Ayuda a la prevención y tratamiento del cáncer

Los espárragos contienen glutatión, un componente que ayuda a combatir el cancer en 3 formas: previene el desarrollo de cualquier tipo de cáncer, combate las células cancerígenas y alivia algunos efectos de las quimioterapias y radioterapias.

 Son naturalmente orgánicos

Dado a que son uno de los vegetales que más rápido crecen, es muy poco probable que se les agreguen químicos a los espárragos para acelerar los procesos de crecimiento. Y aunque puede ser que sí los utilicen, los concentrados de estos productos son mínimos.

Son buenos para fortalecer la flora intestinal

La flora intestinal está formada por bacterias benéficas que mantienen un equilibrio en tu sistema digestivo. Los espárragos contribuyen a que este balance sea el adecuado.

 Ayudan a prevenir la diabetes

Los espárragos contribuyen a que tu páncreas produzca los niveles adecuados de insulina. De acuerdo a estudios publicados por el British Medical Journal,  los espárragos aumentan en un 81% la captación de glucosa por los tejidos del cuerpo.

Equilibran los niveles de electrolitos

Finalmente, los espárragos tienen un alto contenido de electrolitos como el potasio, manganeso, calcio y fósforo, los que ayudan a tu cuerpo a que mantenga un balance de líquidos y a regular la función nerviosa y muscular.

FUENTE CONBIENESTAR.COM

Te puede interesar