La OMS pide menos intervenciones médicas en los partos

Spacio al Saber 16 de febrero de 2018 Por
La Organización Mundial de la Salud asegura que la creciente medicalización de los nacimientos está dañando la capacidad de las mujeres para dar a luz.
42296-recomiendan-reducir-las-intervenciones-medicas-en-los-partos

Cada año, 140 millones de mujeres dan a luz. La mayoría de estos partos ocurren sin complicaciones. Sin embargo, en los últimos 20 años los partos se han tratado más como un problema médico, que como un proceso natural. Ahora, la Organización Mundial de la Salud ha emitido nuevas recomendaciones para reducir las intervenciones médicas innecesarias.

Por ejemplo, las cesáreas o el uso de la oxitocina eran recursos que antes solo se utilizaban para evitar riesgos o tratar complicaciones y que hoy se han convertido en habituales.

El parto es un proceso fisiológico normal que se lleva a cabo sin complicaciones en la mayoría de los casos. Sin embargo, los estudios muestran que una gran parte de las mujeres embarazadas sanas son sometidas al menos a una intervención clínica durante el parto. Según la Organización también sufren “intervenciones rutinarias innecesarias y potencialmente dañinas”.

“Queremos que las mujeres den a luz en un ambiente seguro, con auxiliares para el parto bien formados y en instalaciones bien equipadas. Sin embargo, la creciente medicalización de los nacimientos normales está dañando la propia capacidad de las mujeres para dar a luz e impactando negativamente su experiencia durante el parto”, dice la doctora Nothemba Simelela, subdirectora general de la OMS para Familia, Mujer, Niños y Adolescentes.

La nueva guía de la OMS incluye 56 recomendaciones, entre ellas:

- Permitir que las mujeres decidan sobre los métodos para aliviar el dolor, las posiciones para dar a luz y cuándo empujar durante el parto

- Poder elegir al acompañante durante el parto

- Asegurar un cuidado respetuoso y buena comunicación entre la mujer y el equipo médico

- Respetar la intimidad y confidencialidad

CADA PARTO ES ÚNICO

Las recomendaciones reconocen que cada parto y nacimiento son únicos y que la duración varía de mujer a mujer. En el primer hijo, el parto usualmente no sobrepasa las 12 horas. En los siguientes, no pasa de 10.

Enfatizan que un proceso de dilatación lento (menos de un centímetro a la hora) no puede ser tomado como señal para intervenir médicamente para acelerar el proceso de parto o la expulsión del bebé.

“Muchas mujeres quieren un parto natural y prefieren confiar en sus cuerpos para dar a luz a su bebé sin la ayuda de intervención médica”, dice Ian Askew, director del departamento de salud reproductiva de la OMS. “Incluso cuando la intervención médica sea necesaria, incluir a la mujer en la toma de decisiones sobre su cuidado es importante para asegurar que la experiencia del parto sea positiva para ellas”.

CUIDADO DE CALIDAD PARA LAS MUJERES

Unas 830 mujeres mueren cada día en mundo por complicaciones durante el embarazo o el parto. La mayoría de estas muertes podrían evitarse con cuidados sanitarios de calidad.

En los países de medianos y bajos ingresos, las intervenciones médicas innecesarias a menudo suponen una carga en los recursos ya escasos, aumentando aún más la brecha de igualdad.


Fuente de la Información: Noticias Iruya

Te puede interesar