Control de natalidad: ¿se viene la píldora masculina?

Salud y Bienestar 24 de enero de 2018 Por
El compuesto que están estudiando científicos de Estados Unidos se llama ouabaína.
759074_20180123205538

Un nuevo compuesto químico que actúa sobre la habilidad de nadar de los espermatozoides se ha convertido en la punta de lanza en la postergada investigación de anticonceptivos orales masculinos. La información -difundida por el portal de noticias on line Urgente 24- surge de la publicación que hicieron científicos de las universidades de Kansas y de Minnesota en la Revista de Química Medicinal de la American Chemical Society.

Aunque la ouabaína es un químico mortal, se ha demostrado que es un glucósido cardíaco efectivo, es decir, una sustancia que aumenta la fuerza de bombeo del corazón mientras reduce la tasa de contracciones. Los científicos descubrieron esta acción en el siglo XVIII y, por eso, la ouabaína se ha usado para tratar afecciones cardíacas como la arritmia y la hipotensión, pero en dosis muy bajas.

La ouabaína bloquea los iones de sodio y calcio que se mueven a través de un tipo de proteína de membrana, fundamental en la fertilidad de los espermatozoides.

Como la ouabaína no puede usarse sola debido al riesgo de daño cardíaco, los investigadores diseñaron una serie de análogos de la ouabaína que podrían unirse a la proteína alfa 4 en los espermatozoides, con lo cual el corazón ya no correría peligro.

Efecto reversible

La unión con la proteína interrumpe la capacidad de las células espermáticas de nadar, lo que hace que sea más difícil fertilizar el óvulo. Además, los investigadores encontraron que el compuesto no tenía ningún efecto tóxico en las ratas.

El efecto de los anticonceptivos basados en el ouabaína sería reversible -como ocurre con los anticonceptivos femeninos-, explican los investigadores, ya que la proteína en cuestión se encuentra sólo en las células espermáticas maduras. Después del tratamiento, dicen que las células del esperma volverán a la normalidad, dando la oportunidad a la fertilización nuevamente.

“Estas características proporcionan la ventaja de bloquear la función de los espermatozoides pero sin afectar las células germinales masculinas indiferenciadas -escribieron los investigadores-, lo que permite la inhibición temporal y reversible de la fertilidad masculina”.

FUENTE LA GACETA DE SALTA

Te puede interesar